Generalidades de la Madera


   


Generalidades de la Madera.

De los materiales de construcción, la madera es el principal recurso renovable, siempre cabe la posibilidad de plantar más árboles con la finalidad de obtener de ellos la madera necesaria para construir, aunque en nuestro país no se cumple a cabalidad con este postulado de reforestación.

Por su origen, la madera como material de construcción posee características inherentes que todo constructor debe conocer, por ejemplo dos tablas cortadas de dos árboles de la misma especie, que crecieron uno junto a otro, la resistencia de una y otra será diferente. Es por esta razón que pretender considerar como un material heterogéneo no es conveniente. Una clasificación más acertada para este material es la de considerar sus características de comportamiento a la flexión y a la compresión. La madera clasificada como apta para soportar la compresión no puede ser utilizada sin sufrir modificaciones en un sector sometido a tensión dentro de un elemento de gran peralte que resiste fuerzas de flexión.

Según indica la experiencia, las características de crecimiento habituales afectan en mayor o menor grado, de modo negativo, la resistencia a la tensión que la resistencia a la compresión. Los estudios promueven un aprovechamiento de la madera desde el punto de vista ingenieril, no siendo necesaria una inspección visual basada en promedios y otras artes para identificar y estimar las cualidades estructurales de una pieza de madera. En el pasado el uso de la madera para la construcción de edificaciones no se utilizaba con un criterio estructural si no de manera empírica, esto hacía que en ocasiones que los elementos se sobredimensionen, no aprovechando la resistencia de este material.

Actualmente, existen criterios bien cimentados de diseño estructural y al desarrollo de procesos de fabricación económicos, se está logrando un uso cada vez mayor y más eficiente de este material en la construcción. Ha contribuido la optimización de esta aplicación de la madera, las mejoras realizadas en adhesivos y pegamentos, un ejemplo de esto lo encontramos en los tableros contrachapados o madera terciada, fabricados a base de capas unidas por adhesivos, esto permite fabricar elementos de gran peralte a partir de tablas delgadas que tienen mejores cualidades que la madera en estado natural.

De esta manera, no sólo se producen elementos estructurales más fuertes, sino que también se abre la posibilidad de colocar madera de óptima calidad en zonas sujetas a mayor esfuerzo y dejar la mala calidad en los puntos de menor esfuerzo, lo que reduce los costos generales, a pesar de sus variaciones en resistencia, las tablas o tablones pueden ser transformados en grandes piezas de madera terciada y pegada (encolada) cuya resistencia es predecible y que exhiben variabilidad mínima.

Colaborado por: Arq. Teodoro Escalante Bourne
AUTOR: Arq. Teodoro Escalante Bourne: UNIVERSIDAD DE GUAYAQUILFACULTAD DE FILOSOFÍA, LETRAS Y CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN.


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario

*