Mosaicos de pedaceria de ceramica


   


Mosaicos de pedaceria de ceramica.

Mosaicos de pedaceria de ceramicaLos mosaicos de pedacería de cerámica son perfectos para darle un toque original y lleno de dinamismo a cualquier cuarto. Estos mosaicos de porcelana aunque se vean muy complicados, son sumamente fáciles de hacer y no requieren mucho tiempo.

Para poder armar un mosaico de pedacería de cerámica es recomendable que la persona tenga a su disposición todos los materiales y las herramientas que utilizará durante todo el procedimiento de fabricación, estos son:

•Plancha de cemento, Metro, Moldura, Lápiz, Epóxido, Caladora de vaivén, Lechada, Taladro con brocas para mampostería y madera. • Azulejos rotos, Sierra de ingletes, Pegamento para azulejos, Tornillos para tablarroca, Lentes de protección, Toalla, Destornillador de cruz, Cemento para azulejos, Mascarilla contra polvo.

El mosaico se puede poner en una mesa, en la pared o en una plancha de cemento para su posterior montura. En este último caso se debe tener en cuenta varios pasos utilizados para preparar y aplicar el pegamento y la lechada. Lo primero que debe hacer es ponerse los lentes de protección para evitar posibles accidentes.

Luego envuelva los azulejos en una toalla y golpéelo con un martillo hasta obtener pedazos que no excedan las 2 pulgadas. Mida el área donde se colocará el mosaico para determinar el tamaño de la plancha de cemento que se debe utilizar. Para dibujar las formas del mosaico se utiliza una regla y un lápiz. Colóquese una mascarilla y recorte el contorno con una caladora de vaivén. Luego con el lápiz marque 6 orificios en la plancha de cemento en donde se colocarán los tornillos.

Posteriormente tome la sierra y corte la moldura que usará para enmarcar el mosaico. Luego tome la plancha y píntela dejando tiempo de secado entre cada mano. Cuando la plancha esté totalmente seca, coloque los tornillos en los agujeros para evitar que caiga en estos agujeros lechada. Prosiga creando los diseños con los diferentes trozos de cerámicas, dejando entre cada trozo ¼ de pulgada. Posteriormente prepare y coloque la lechada sobre los trozos de cerámica haciendo uso de una llana de hule.

Luego de 15 minutos, tome una esponja humedecida y elimine el exceso de lechada, y deje secar totalmente. Cuando estén secos, lustre la porcelana con una toalla seca y atornille el mosaico a la pared. Por último, para que las cabezas de los tornillos no se visualicen, péguele trocitos de porcelana y nuevamente haga el proceso de aplicación de la lechada y del lustrado.


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario

*