Impermeabilización de muros


   


Impermeabilización de muros.

Impermeabilizacion de murosLa principal característica que deben cumplir los cimientos y muros de contención, será la de evitar que la humedad propia del terreno llegue a la obra; por tal motivo se emplearan una serie de soluciones tendentes a formar una barrera impermeable entre el terreno y la construcción. Las telas de tipo asfálticas o butílicas colocadas en el inferior de los muros, una vez salvado el terreno, actúan de barrera anticapilar.

Los tratamientos superficiales a base de pinturas asfálticas normalmente no dan buenos resultados con el transcurrir del tiempo, sobre todo en terrenos muy húmedos. Actualmente se emplea otro tipo de sistema denominado electro-osmico, basado en la diferencia de potencial, entre el terreno y el muro, de 10 a 100 milivoltios.

Mediante la colocación de un cable de cobre conectado a unas picas introducidas en el terreno, se crea una polaridad contaría, invirtiéndose el efecto de la capilaridad. Este sistema no precisa ninguna fuente de corriente extrema de los elementos. Es un método de gran aplicación y buenos resultados ya construidas en las que aplicar láminas o barreras impermeables es de una gran complejidad.

En los muros de contención es necesario formar un drenaje en el trazo para evitar una sobre presión debida al embalse de agua en su entorno: se coloca un espesor de grava en contacto con el muro y, en su parte inferior, se ubica un canal o tubo de drenaje que lleve el agua filtrada a zonas de desagüe. En un muro al exterior es conveniente dejar unos orificios a distancias regulares, para la evaluación del agua retenida después de lluvias o torrenteras; también conviene colocar una tela metálica en su interior para evitar el taponamiento producido por barro, ramas o piedra.


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario