Normas de muros


   


NORMAS PARA LA CONSTRUCCIÓN E INSTALACIÓN MUROS.

A.01.- Elementos de un edificio construidos de mampostería o de concreto hidráulico reforzado, cuya función es delimitar espacios y/o soportar cargas o empujes. A.02.- Los muros podrán ser de fachada o interiores, aparentes o recubiertos. REQUISITOS DE EJECUCIÓN. B.01.- En la ejecución de muros de mampostería de tabique macizo de barro recocido, se observara lo siguiente: La superficie de desplante deberá ser horizontal, rugosa y uniforme, libre de mortero, grasa y en general cualquier materia que impida una buena adherencia con la superficie de desplante. Cuando se ordene, previamente se harán los trabajos de impermeabilización de la superficie de desplante. El trazo y desplante de los muros se hará de acuerdo con los ejes y cotas fijados por los planos arquitectónicos. Se deberá hacer el despiece de la primera hilada para lograr una repartición uniforme de juntas verticales, cuatrapeo y remate adecuados. Sobre cerchas o escantillones se deberán trazar las hiladas horizontales de acuerdo con la distribución fijada. Se deberán prever las instalaciones que vayan alojadas en ellos.

Los muros de carga con espesor de 14 cm. o menor, no serán ranurados horizontalmente. No deberán tener desplomes ni desviaciones en su alineamiento mayores a 1:300. Previo a su colocación, los tabiques se deberán saturar de agua y estar libres de materias extrañas. Las juntas horizontales serán continuas y a nivel, y las verticales cuatrapeadas al centro y a plomo, con un espesor de 1 cm. Las piezas de ajuste que resulten de la repartición del tabique, no deberán ser menores de 5 cm. Ajustes menores se absorberán en el espesor de las juntas, siempre que se respete la tolerancia fijada. Las j5ntas aparentes deberán ser entalladas en forma de media caña con herramienta adecuada, en tal forma que se obtenga una junta uniforme en toda su longitud, con un remetimiento de 5 milímetros.

El entallado se deberá efectuar estando el mortero lo suficientemente plástico para lograr un acabado pulido. No se aceptara el retape posterior de juntas mal entalladas, ni aquellas que presenten escamas por un entallado tardío. Cuando por cualquier causa se aflojen o rompan piezas de tabique colocadas, sobre todo en el caso de enrases, remates, antepechos y mochetas, se deberán remover y eliminar el mortero colocado y volver a poner las piezas con mortero fresco en toda el arrea de contacto. En muros aparentes los cortes de las piezas se deberán hacer con maquina. El enrase de los muros se deberá terminar con piezas completas y coincidir con el lecho bajo los elementos que vayan a soportar, permitiéndose una variación en los niveles de enrase de mas o menos 1 cm.

En las esquinas o en la intersección de muros en los que no vayan los castillos, las hiladas deberán cuatrapearse haciéndolas coincidir horizontalmente para lograr un amarre adecuado. En su unión con castillos, columnas u otros elementos de concreto hidráulico, se deberán dejar dientes de amarre. En caso de muros aparentes los remates deberán quedar a plomo. Salvo indicación en contrario, los muros deberán quedar desligados de la estructura ; se terminaran a plomo dejando una separación en la columna, castillo o elemento de que se trate, de 1 cm. como máximo, tanto en la junta vertical como para la horizontal en l! parte superior del muro. El proyecto fijara el tipo de sujeción que levara el muro en estos casos. En los muros que vayan a ser recubiertos se deberán dejar previstos los anclajes correspondientes. En los vanos destinados a recibir puertas y ventanas, se recomienda el uso de escantillones de madera o metálicos, para lograr vanos a escuadra, a nivel y a plomo, y con las medidas precisas fijadas en el proyecto, y deberán prever los elementos de fijación y anclaje dejándolos en los castillos o muros correspondientes. (Articulo enviado por: Felix . G. Nufio G. Email: felixgng@yahoo.com)


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario

*