Acabados de paredes



Acabados de paredes.

Una vez ejecutada una pared, se puede optar por diversas soluciones que se engloban en tres grandes bloques; obra vista, pañete y aplacados.

Acabados de paredesObra vista.

Es la opción en la que se mantiene el aspecto original de la obra, por lo que se requiere una buena ejecución de la misma, ya que no se va a cubrir con ningún material y se apreciaran los posibles fallos constructivos.

Los bloques de hormigón se emplean en viviendas o industrias; el acabado puede ser clásico (gris) o con adición de un colorante (blanco, rojo, marrón…); la textura de la cara vista será lisa, rugosa o con graficados decorativos.

Pañete.

Es el recubrimiento de paredes mediante una capa de espesor variable, compuesta de mortero (cemento, cal o yeso) cuya principal misión consiste en proteger el muro de los agentes atmosféricos (humedad) o en prepáralo para su acabado final (pintura, papel, etc.). Los pañetes pueden ser interiores o exteriores.

El pañete de distinguen tres fases: Enfoscado: es la primera capa y la más basta, cuya finalidad es lograr la regulación de la pared.

Revoco: es la capa intermedia, de menor grosor que la anterior, y se aplica cuidadosamente sobre ella con arena mas fina.

Enlucido: es la ultima capa o de acabado. Los acabados pueden ser maestrados o de buena vista.

Aplacados. Esta es otra tipologia en el acabado de muros es mediante la adicción sobre la obra cruda de material de mejor calidad, para mejorar el aspecto exterior y dar una sensación estética de acuerdo con las calidades del proyecto.

Son diversos los materiales, pero normalmente se resumen en:

  • Aplacado de piedra natural
  • Aplacado cerámico o de piedra artificial

Puedes complementar esta información con los siguientes artículos:

Creditos en formato APA: ( A. 2012, 12. Acabados de paredes. Revista ARQHYS.com. Obtenido , de http://www.arqhys.com/construccion/paredes-acabados.html.)





Deja un comentario