Piedra natural y arquitectura religiosa en Roquetas de Mar



Piedra natural y arquitectura religiosa en Roquetas de Mar.

Piedra natural y arquitectura religiosa en Roquetas de MarLa iglesia de Santa Ana y San Joaquín de Roquetas de Mar (Almería) ha utilizado piedra de la compañía multinacional española de piedra natural TINO para la elaboración de su fachada ventilada en el exterior y el interior. El proyecto ha contado con una inversión de unos 2,5 millones de euros y ha sido financiado por el Obispado. De acuerdo con los conceptos del equipo que ha firmado el proyecto, RGRM Arquitectos, el uso de la piedra en este edificio ha contribuido a crear la sensación de durabilidad y permanencia que Obispado planteó desde el principio, ya que deseaba que la iglesia constituyera un legado a la comunidad católica de Roquetas de Mar. Las fachadas ventiladas, una solución responsable con el medio ambiente.

Los arquitectos han utilizado en la obra piedra caliza blanca para la elaboración de la fachada ventilada en el exterior y pegada en el interior. El uso de fachadas ventiladas proporciona al edificio mayor aislamiento térmico, lo que hace que se gaste menos en climatización y ahorra energía. La piedra es una caliza blanca de TINO con veta muy marcada, se le denomina Travertino Real y lleva un tratamiento de arenado. Los colores varían desde crema pálido a oscuro con una atractiva variedad de superficie. En cuanto a los tonos blancos en el edificio, van desde el más puro de las piezas de mobiliario hasta los grises que aporta el mármol blanco de Macael en el suelo, pasando por el blanco veteado del Travertino Real de las capillas. Además, la iglesia de Santa Ana y San Joaquín se caracteriza por ser la primera iglesia en el mundo cuyo mobiliario sagrado está construido con Silestone (de Cosentino).

El altar, la sede, el ambón y la pila bautismal se han elaborado con este material, lo que ha permitido que el blanco sea perfecto. Así, el proyecto arquitectónico del equipo RGRM Arquitectos ha revolucionado la utilización de este material, sacándolo de su uso habitual. La superficie para el desarrollo de las celebraciones religiosas es de 533 m2, sobre una superficie total construida de 1889 m2, que incluyen la vivienda, los salones parroquiales, la torre y la casa pastoral. El templo tiene capacidad para 700 fieles sentados y una cabida total de 1300 personas. Además de su valor arquitectónico, la construcción de este templo ha resuelto una reivindicación histórica del populoso y castizo barrio roquetero de El Puerto, ya que desde hace 38 años los oficios religiosos se celebraban en unos salones parroquiales.

Estructura del edificio.

La planta del edificio se constituye como un muro continuo que se pliega sobre sí mismo para conformar la nave central que acoge en su interior la sacristía y el despacho parroquial. A su vez, este sector conecta directamente con la torre-campanario y con la subida al coro. El gran eje que se marca en el techo está ornamentado con volúmenes que imprimen una sensación de suspensión o ingravidez. Las capillas se agrupan formando un cuerpo pétreo rodeado por el muro exterior, lo que lo constituye en un sitio íntimo y de recogimiento. Asimismo, la nave fracturada por una grieta de luz revela un profundo simbolismo, trazando el eje que conduce hasta el altar de la iglesia. La estructura del edificio es radial y tiene como foco el altar, una planta de salón, en la que el máximo número de personas pueden estar cerca de la escena. Esta estructura facilita la acogida de una comunidad más numerosa, y a su vez, más participativa.


El foco rompe la estructura y se fractura por completo la fachada norte como final del eje de cubierta. La altura libre en el interior de la nave alcanza hasta los 11 metros en los puntos de mayor elevación. Los salones parroquiales se encuentran en la planta sótano que, a través de un patio excavado y orientado al sur, ilumina los despachos de esta planta. RGRM Arquitectos: el proyecto ha sido firmado por el equipo RGRM Arquitectos, formado por los arquitectos Dolores Ruiz Garrido y Juan José Ruiz Martín, afincados en La Carolina (Jaén).

Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2012, 12. Piedra natural y arquitectura religiosa en Roquetas de Mar. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de http://www.arqhys.com/construccion/piedra-natural-arquitectura.html.