Problemas relacionados con las vainas en los cables no adherentes



Problemas relacionados con las vainas en los cables no adherentes. Gracias al colaborador Luis Raul Moriel por enviarnos esta información.

El sistema de vainas colocadas a presión requería que la vaina estuviera lo suficientemente sobredimensionada como para poder insertar el cordón engrasado sin demasiada dificultad. En consecuencia, dentro de las vainas quedaban demasiados vacíos de aire, lo que permitía la infiltración de agua durante el almacenamiento, transporte e instalación y también una vez en servicio. Para el sistema sellado con calor las vainas se proveían en forma de rollos de cinta plástica generalmente de 20 a 40 mils (0,5 a 1,0 mm) de espesor. Durante la fabricación de los cables se tomaba el cordón y se lo hacía pasar a través de una cabeza de extrusión engrasada, se solapaba la costura de la vaina y se soldaba con llama.

Este método también daba por resultado vainas ligeramente sobredimensionadas que podían presentar vacíos de aire. La costura soldada se interrumpía cada vez que había una pausa en el proceso, y algunas veces esta costura se rompía durante el manipuleo o la instalación del cable. Por una u otro motivo este sistema muchas veces presenta interrupciones que dejan al cordón engrasado expuesto y potencialmente en contacto con el hormigón. Las vainas extruídas sin costura aparecieron por primera vez a principios de la década del 70.7 Estas vainas minimizaron los problemas relacionados con los sistemas colocados a presión y sellados con calor, ya que hicieron posible que el cordón engrasado tuviera un revestimiento de buen calce y sin costura.

Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2012, 12. Problemas relacionados con las vainas en los cables no adherentes. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de http://www.arqhys.com/construccion/problemas-cables-adherentes.html.