Problemas de la vivienda



Problemas de la vivienda. EL PROBLEMA DE LA VIVIENDA EN EL MUNICIPIO BENITO JUÁREZ.

Un problema social con serias implicaciones políticas. En Benito Juárez, como en muchos otros municipios del país, existe un grave problema de vivienda. La principal conclusión, no expresada públicamente, a la que históricamente han llegado las autoridades responsables de impulsar el desarrollo y construcción de la vivienda en el municipio Benito Juárez muestra que la tensión derivada de la insatisfacción de la necesidad de vivienda, ha determinado que el problema se trasforme gradualmente en un creciente problema social.

Sin embargo, en adición a su vertiente social, la cuestión de la vivienda presenta también una vertiente política con una importancia que crece aceleradamente. Esto en gran medida se debe a la inequitativa distribución del ingreso, a las dificultades de los sectores mayoritarios de la población para acceder a los mecanismos de financiamiento y a la falta de estímulo a la inversión privada en vivienda, lo que ha resultado en el crecimiento desproporcionado de la demanda, profundizando aún más el descontento y la tensión que experimentan estos sectores de la sociedad.

En los últimos años, esta tensión social ha adquirido formas de expresión política al margen de los canales institucionales. Por lo mismo, de continuar así la expresión política del problema de la vivienda, se corre el peligro de que éste se transforme en una fuente de cuestionamiento a la legitimidad del gobierno y en una amenaza a la estabilidad política del municipio.  El problema de la vivienda es sumamente complejo. Presenta dimensiones económicas, políticas, sociales, jurídicas y financieras. En él convergen, entre otros problemas, la mala distribución del ingreso, las distorsiones en las prácticas de subsidio, los vicios de la burocracia, la legislación desincentivadora, las ineficiencias en los procesos constructivos, la inflación, la explosión demográfica, las corrientes migratorias del campo a las ciudades y los inadecuados mecanismos de financiamiento.

Es claro que la causa más profunda del problema de vivienda radica en el hecho de que la mayor parte de la población se ve imposibilitada para tener una vivienda digna en virtud de no contar con el ingreso requerido para ello. Esto, a su vez, es consecuencia tanto del monto insuficiente del producto nacional como de su deficiente distribución. Este señalamiento, sin embargo, ofrece poco para la efectiva atención y respuesta al problema de vivienda en el corto y mediano plazo, ya que remite a un problema aún de mayor envergadura. Las implicaciones políticas y sociales de la vivienda exigen respuestas eficaces e inmediatas, entre otras razones, para que este problema no se torne en un obstáculo al desarrollo del propio programa alternativo de gobierno en el que el municipio está embarcado.

La política habitacional deberá dar lugar, en primer término, a una participación directa y eficiente del gobierno municipal en el financiamiento y la producción de vivienda popular; en segundo, el Ayuntamiento deberá apoyar la capacidad adquisitiva de los sectores de menores ingresos, a través de instrumentar medidas que contribuyan a la redistribución del subsidio, en todos sus aspectos, en favor de estos sectores; tercero, la política de vivienda deberá proponer acciones que promuevan la inversión privada en vivienda tanto para ser adquirida en propiedad como para fines de arrendamiento. En suma, las medidas de política que se proponen en este documento, están orientadas a favorecer un encuentro entre la oferta y la demanda de vivienda, para dar lugar así a la formación de un verdadero mercado habitacional con un alto espíritu solidario con los que menos tienen. Las medidas que se sugieren pretenden mejorar la atención a los segmentos que conforman el mercado habitacional, haciéndola más eficiente y competitiva.


De instrumentarse acertadamente, la política de vivienda derivará en la creación de empleos a través del estímulo a la industria de la construcción. Asimismo, esta política contribuirá positivamente en los procesos de regularización de la tierra y apoyará una distribución más equilibrada de la población entre las diferentes regiones que conforman el espacio territorial del municipio. De esta manera, la política habitacional del gobierno municipal contribuirá en forma indirecta al logro de una mejor distribución del ingreso y a la elevación de los niveles de vida de los sectores menos favorecidos. Adicionalmente, el funcionamiento eficiente del mercado habitacional favorecerá la productividad de los trabajadores, factor clave para el logro de una mayor competitividad productiva, lo que resulta crucial en el contexto turístico de la economía benitojuarense. De la misma manera, la solución al problema de la vivienda redundará en una mayor legitimidad del gobierno, contribuyendo así en forma decisiva a la estabilidad política y a la paz social del municipio.

Urgen, por lo tanto, propuestas de soluciones susceptibles de ser llevadas a la práctica de inmediato, aunque en el largo plazo se introduzcan soluciones de fondo, como sería una mejor distribución del ingreso. No obstante, la atención y la solución al problema de la vivienda deberá darse en un plazo más corto, contribuyendo a disminuir algunos de los efectos más dramáticos que conlleva la desigualdad social. El acceso a la vivienda es una forma tangible de reforzar las tendencias distributivas propias de un proyecto de modernización: la vivienda incrementa la riqueza de sus poseedores (en el caso de que se trate de vivienda propia), fortalece la capacidad de ahorro y libera recursos que bien pueden utilizarse en mejorar los niveles de educación y nutrición de las unidades familiares.

Por ello, debe ser tarea prioritaria lograr que la mayoría de las familias cuenten con una vivienda, debido a que ella es factor positivo en su estabilidad ya que da cierto sentido de seguridad, pertenencia e identidad dentro de una región determinada. Además las condiciones de alojamiento tienen una gran influencia en la productividad del recurso humano, porque es un signo de la calidad de vida. El propósito del presente documento es el de plantear y fundamentar un esquema que nutra la disposición financiera con recursos económicos frescos y permita potenciar la capacidad del Ayuntamiento para el desarrollo de programas de vivienda terminada.

Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2012, 12. Problemas de la vivienda. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de http://www.arqhys.com/construccion/problemas-vivienda.html.