Estructura de puentes


   


Al colar las columnas de puentes sobre corrientes de agua, especialmente corrientes suficientemente corrosivas como para deteriorar el hormigón, los tubos n-12 de ads se usan para proteger el hormigón y la viga en “i” de la columna.

Los tubos n-12 de 18″ y 24″ de ads se deslizan por la viga en “i” y se rellenan de hormigón. Los tubos permanecen en posición para impedir que se deteriore el hormigón. Los tubos n-12 de ads también se usan para drenajes dentro del puente ya que son fuertes, duraderos y no se corroen.

Drenajes inclinados. Los tubos de una sola pared de ads se usan para reducir la erosión en superficies inclinadas. Estos drenajes inclinados se comportan como una salida para un drenaje y están en la parte superior de la superficie inclinada.

Alcantarillado en carreteras. Las obras urbanización municipales y comerciales de todo el país se benefician del rendimiento económico y a largo plazo de los tubos de polietileno corrugados de ads para el drenaje de aguas de lluvia debido a lo siguiente: El peso ligero del polietileno y los tramos de 20 pies disminuyen el tiempo de instalación en aproximadamente la mitad comparado con el de los tubos de hormigón y reducen al mínimo el uso de los equipos pesados. Las características del polietileno hace que resista los flujos abrasivos, corrosión, ataques químicos e incluso las herramientas de limpieza de alcantarillas más agresivas.

Drenajes. Para diseñar los elementos de una red de drenaje es necesario conocer el origen y la magnitud de los caudales máximos que pueden llegar a la red. En este artículo se tratará del drenaje superficial exclusivamente. Se hará una descripción de los factores que generan los caudales, y se presentarán procedimientos de cálculo para la determinación de caudales de creciente. Posteriormente, se hará un análisis sobre las obras de drenaje y se darán recomendaciones para su diseño.

Factores que influyen en la formacion de los caudales. Son básicamente dos, factores de la lluvia y factores de la cuenca. La duración ( t ) es el período de análisis. Las lluvias de corta duración, conocidas también como tormentas, son eventos que por lo general tienen duraciones entre 5 minutos y 24 horas, y se utilizan para el cálculo de crecientes. La intensidad ( i ) se define como el volumen de precipitación por unidad de tiempo. Se expresa en milímetros por hora (mm/h). La frecuencia ( f ) es una medida de la probabilidad de ocurrencia de eventos mayores o iguales que el que se analiza. Generalmente se relaciona con el período de retorno ( tr ). Por ejemplo, el aguacero que tiene una frecuencia del uno por mil tiene una probabilidad de ser igualado o excedido una vez cada mil años en promedio. Para este aguacero el período de retorno es de mil años. La variación temporal, o patrón, está representada por el hietograma de la lluvia. La duración del aguacero se divide en “n” intervalos iguales, y a cada intervalo le corresponde una parte de la precipitación total. La morfometría se refiere a las características físicas de la cuenca vertiente. Las principales son el área, la longitud del cauce principal, la forma, la pendiente del cauce, y la pendiente de la ladera.   (Articulo enviado por: Yarim Rodríguez,Pais: México, Email: yo_sponch@hotmail.com)


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario