Rellenos artificiales



Se refiere a materiales pétreos que se usan principalmente para mejorar, nivelar o elevar la superficie del terreno, y no las estructuras de contención, como bordos y diques de tierra.

Sin embargo, casi todos los principios generales que se presentan son aplicables a ambos tipos de obras. La mayor parte de los terrenos necesitan algún tipo de relleno artificial, al menos para asentar las losas para pisos y pavimentos.

Estos rellenos presentan muchos problemas, como compactación inadecuada, cambios de volumen y asentamientos imprevistos causados por su propio peso. A fin de obviar estos problemas, los rellenos deben ser considerados como elementos estructurales, de modo que también se diseñen prestando toda la atención como a los demás elementos estructurales, los materiales y su granulometría, colocación, grado de compactación y el espesor deberán ser cuidadosamente elegidos para soportar las cargas previstas.


Existen dos tipos básicos de relleno: el que se hace en seco mediante maquinaria y técnicas ordinarias de movimiento de tierra, y el que se realiza en húmedo con dragas hidráulicas. Este último tipo es el que se suele utilizar para la construcción de bordos de contención de aguas o para grandes rellenos.Colaborado por: Arq. Teodoro Escalante BourneAUTOR: Arq. Teodoro Escalante Bourne UNIVERSIDAD DE GUAYAQUIL FACULTAD DE FILOSOFÍA, LETRAS Y CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN.

Para citar este articulo en formato APA: ( A. 2012, 12. Rellenos artificiales. Revista ARQHYS.com. Obtenido , de http://www.arqhys.com/construccion/rellenos-artificiales.html.)




Deja un comentario