Resistencia de los suelos a la presion



 Resistencia de los suelos a la presion

La resistencia de los suelos a la deformación depende, sobre todo, de su resistencia a la fuerza cortante

Esta resistencia equivale, a su vez, a la suma de dos componentes: fricción y cohesión.

La resistencia friccional surge de la irregularidad de los contactos entre partículas y es proporcional a la fuerza perpendicular entre ellas.

La  cohesión, que es la resistencia máxima a la tensión de un suelo, es un resultado de las fuerzas de atracción que hay entre los gránulos en contacto íntimo y no depende de la presión normal, sin embargo, es muy raro encontrar esta cohesión verdadera, lo más común es que los suelos tengan cierta resistencia friccional.

Propiedades del suelo

Las propiedades edafológicas normalmente importantes son las que se exponen a continuación:


Densidad

La cantidad de materia sólida presente por unidad de volumen recibe el nombre de densidad en seco del material. En el caso de los suelos granulares y organico – fibrosos, la densidad en seco es el factor más importante desde el punto de vista de sus propiedades ingenieriles.

Una de las propiedades es el estado o grado de compactación, que se expresa generalmente en términos de densidad relativa, o razón de la diferencia entre la densidad de suelo natural en seco y su densidad en seco mínima, dividida entre la diferencia que hay entre la densidad máxima y mínima en seco.

Sin embargo, durante la construcción de rellenos, el grado de compactación suele especificarse y cuantificarse como el cociente de la densidad real en seco in situ, dividida entre la densidad máxima en seco, determinada con una prueba de laboratorio diseñada para el cálculo de la relación humedad – densidad, norma ASTM D1557 o D698.

Fricción interna

La fricción interna suele expresarse geométricamente como el ángulo de fricción interna ? donde la tangente ? =f, el coeficiente de fricción. Entonces, la componente friccional de resistencia a la cortante Tmax de una masa de suelo, equivale a N tan ?, donde N es la fuerza perpendicular que actúa sobre dicha masa.

Los valores de van desde unos 28° en el caso de arenas sueltas y limos no plásticos, hasta unos 48° en el caso de arenas densas y gravillas.

El valor aumenta junto con la densidad, la angularidad y la granulometría de las partículas, disminuye cuando el suelo contiene mica, es relativamente indiferente a la velocidad de la carga y el tamaño de las partículas y puede aumentar o disminuir bajo cargas repetitivas o cíclicas.

Colaborado por: Arq. Teodoro Escalante Bourne. AUTOR: Arq. Teodoro Escalante Bourne UNIVERSIDAD DE GUAYAQUIL FACULTAD DE FILOSOFÍA, LETRAS Y CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN.

Complemento sobre la resistencia.

Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2012, 12. Resistencia de los suelos a la presion. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de http://www.arqhys.com/construccion/resistencia-suelos-presion.html.





Canales.


Nosotros | Política de Privacidad | Contácto