Revestimiento de bovedas



El revestimiento de bovedas consiste en la construcción de una nueva capa envolvente de la bóveda, de espesor promedio igual o inferior al de esta, en el que se incluyen elementos de tirantes y cadenas que eviten nuevas deformaciones.

 

Estos elementos pueden ser arcos fajones de cerámica o de  hormigón, tirantes configurados por perfiles metálicos o de madera, encadenados armados.

Desde la aparición del micro-hormigón proyectado, existe la posibilidad, antes negada de revestir las bóvedas por su cara inferior. Parece obvio indicar que con ello se pierde la visión del aparejo abovedado, por lo que esta operación, tal vez la de menor coste, solo puede reservarse a túneles de hormigón o de fábricas cuya memoria formal no interese.

Sea cual sea la cara envuelta y el material de revestimiento (y esté éste armado o no) resulta necesario establecer conectores entre ka capa antigua y la añadida a fin de hacerlas trabajar conjuntamente. Frecuentemente estos conectores son redondos o pernos de acero, tomados en la vieja bóveda mediante perforaciones en las juntas y mortero o taco químico.

El problema es que con esto introducimos el huevo de la corrosión en un nido pétreo o cerámico, destinado por tanto a durar más que el acero.


Hasta hace muy poco, la única forma de conjuntar parcialmente esta muerte anunciada era el uso de armadura y conectores de otros metales, como el acero inoxidable (no siempre fiel a su nombre), el latón y otros.

La solución, hoy ya posible, estriba en no armar este revestimiento con acero, sino con elementos no metálicos, como la fibra de vidrio y la fibra de vidrio y la fibra de carbono.

La primera puede emplearse tanto en forma de redondos, imbebibles en hormigón (con algunas precauciones), como en malla tejida y fieltro no tejido, que se coloca con resina o con mortero.

La fibra de carbono esta hoy solo disponible para construcción en forma de malla con resinas, aunque existen para usos aeronáuticos redondos y cables de fibra de carbono.

En el caso de bóvedas y cúpulas tabicadas (con dovelas cuya tabla supere al tizón), el revestimiento de malla de fibra con mortero de resina resulta particularmente adecuado, por cuanto el incremento de peso es mínimo, lo cual conviene particularmente a una membrana poco pesada.

Complementos para un correcto estudio de las bóvedas arquitectónicas.

Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2012, 12. Revestimiento de bovedas. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de http://www.arqhys.com/construccion/revestimiento-bovedas.html.