Ley de semejanza


   


Ley de semejanza

En el plano de la lógica de lo visual, la analogía se presenta de manera evidente y sin que puedan darse, en muchas ocasiones, razones para evitarla o fomentarla: las cosas se parecen entre sí, y su parecido salta a nuestros ojos, sin que el juicio pueda ejercer presión alguna sobre el sentido de la vista. La ley de expectativas satisfechas: En el diseño interactivo, por ejemplo, esta ley de expectativas satisfechas atañe a las circunstancias del acto que se realice, como pulsar el ratón en un punto, a la forma de realizarlo y al significado de las consecuencias del hecho.

El resultado de esta ordenación de las acciones y de las circunstancias en que se dan, genera coherencia formal y coherencia funcional, dos factores que deben aparecer con claridad en todo diseño interactivo que pretenda funcionar adecuadamente. • Por coherencia formal se entiende que los mismos elementos o clases de elementos ocupen lugares predecibles en la estructura del diseño, permitiendo que la lógica visual del usuario lo aprecie a medida que se introduce en la interacción. • Por coherencia funcional debe entenderse que los mismos elementos o clases de elementos realicen siempre las mismas operaciones o clases de operaciones, de manera que la conducta de la interacción obedezca a expectativas lógicas e intuitivas para el usuario. Sin ambas coherencias, la interacción terminará por complicarnos la vida. (Articulo enviado por: Lizbeth Maldonado. EMail: gatyacuariana@hotmail.com)


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario