Plasticidad de los suelos


   

Plasticidad de los suelos

Plasticidad de los suelosExisten suelos que al ser remoldados, cambiando su contenido de agua si es necesario, adoptan una consistencia característica, que desde épocas antiguas se ha denominado plasticidad. Estos suelos han sido llamados arcillas, originalmente, por los hombres dedicados a la cerámica.

La plasticidad es, en este sentido, una propiedad tan evidente que ha servido antaño para clasificar suelos en forma puramente descriptiva. Otra rama de la ingeniería ha desarrollado otras interpretaciones del concepto plasticidad, fundándose en las características esfuerzos-deformación de los materiales.

La distinción entre el comportamiento plástico y el elástico se han de establecer claramente, puesto que las conclusiones y criterios del ingeniero ante ambas posibilidades son muy diferentes. Naturalmente no es este el lugar apropiado para establecer detalladamente la distinción, que comprende dos aspectos básicos: la influencia de los esfuerzos y deformaciones del material y la razón de variación actual de esos esfuerzos.

Al tratar de definir en términos simples la plasticidad de un suelo, no resulta suficiente decir que un suelo plástico puede deformarse y remoldarse sin agrietamiento, pues una arena fina y humedad tiene esas características cuando la deformación se produce lentamente y sin embargo, no es plástica en un sentido, mas amplio de la palabra; hay entre el comportamiento de la arcilla y de la arena en cuestión una importante diferencia: el volumen de la arcilla permanece constante durante la deformación, mientras que el de la arena varia; además, la arena desmorona en deformación rápida.

En fin se puede definir la plasticidad como la propiedad de un material por la cual es capaz de soportar deformaciones rápidas, sin rebote elástico, sin variación volumétrica apreciable y sin desmoronarse ni agrietarse. Con esta definición se logra circunscribir la propiedad a las arcillas en ciertas circunstancias.




Deja un comentario