Puente en Suspension


   

Puente en Suspensión.

Un puente en suspensión es uno donde los cables (cuerdas o cadenas) se encadenan a través del río (o cualquiera que pueda ser el obstáculo) y la cubierta se suspende de estos cables. Los puentes modernos en suspensión tienen dos torres altas a través de las cuales se encadenan o atan los cables. Así, las torres están soportando la mayoría del peso del camino. Compresión. La fuerza de compresión empuja hacia abajo en la cubierta del puente en suspensión, pero porque es un camino suspendido, los cables transfieren la compresión a las torres, que disipan la compresión directamente en la tierra donde están firmemente empotradas o atrincheradas.

Tensión. Los cables de soporte, funcionando entre las dos anclas, son los que reciben las fuerzas de la tensión. Los cables se estiran literalmente por el peso del puente y del tráfico mientras que funcionan de anclas al ancladero. Los ancladeros están también bajo tensión, pero puesto que las torres están firmes en la tierra, la tensión que experimentan se disipan. Casi todos los puentes en suspensión tienen, además de los cables, un sistema de soporte del entramado debajo de la cubierta del puente (un entramado de la cubierta). Esto ayuda a atiesar la cubierta y a reducir la tendencia del camino al sacudimiento y a la ondulación.

Tipos de Puentes en Suspensión. Los puentes en suspensión vienen en dos diversos diseños: el puente en suspensión, reconocido por la forma alargada de “M”, y el diseño menos común de cables rígidos, que tiene una forma de “A”. El puente de cable rígidos no requiere dos torres y cuatro ancladeros al igual que el puente en suspensión. En lugar, de los cables vienen desde el camino hasta una sola torre donde se aseguran. La torre en un puente de cable rígido, como su contraparte en un puente de la suspensión, es responsable de absorber y de ocuparse de las fuerzas de la compresión. En ambos puentes, los cables están bajo tensión.




Deja un comentario