Tabiqueria


   

Los tabiques ordinarios están formados por dos placas de cartón – yeso de 15 mm de espesor (UNE 102.023), atornilladas una a cada lado de una estructura de chapa galvanizada de 70 mm de ancho y un espesor total de tabique terminado de 100 mm, anclada a suelo y techo, con tornillos autoperforantes de acero y montantes cada 600 mm. Los tabiques de los aseos de administración son del mismo tipo, pero con una manta de fibra de vidrio entre los dos paneles y un acabado hacia el interior del aseo realizado con tableros de fibras de celulosa (tipo Trespa) en color negro. Los tabiques de los aseos del museo están acabados también con tableros de fibras de celulosa al interior, pero el tablero exterior de cartón – yeso se sustituye por un tablero contrachapado acabado en madera de iroko.

Los tabiques que compartimentan sectores de incendio están compuestos por cuatro placas de cartón – yeso (tipo pladur FOC) de 15 mm de espesor (UNE 102.023), atornilladas dos a cada lado de una estructura de chapa galvanizada de 70 mm de ancho y un espesor total de tabique terminado de 130 mm, anclada a suelo y techo, con tornillos autoperforantes de acero y montantes cada 600 mm, y una manta de fibra de vidrio entre las dos hojas. Revestimientos. El pavimento de las zonas de exposición y circulación del museo está realizado con baldosa de granito silvestre de 60x60x3 cm, acabado apomazado, asentado sobre 4 cm de mortero de cemento Portland 1:6.

En las zonas de exposición exterior (cubierta de la zona de cafetería y “acuario”) el pavimento es del mismo material, pero en piezas de 150x100x5 cm acabado abujardado colocado sobre soportes regulables de polipropileno mineralizado. En los aseos y zonas de servicio indicadas en los planos de acabados el pavimento está ejecutado con baldosas de terrazo de 40×40 cm asentadas sobre 4 cm de mortero de cemento Portland 1:6, pulidas y abrillantadas en obra. En el área de administración, así como en la sala de conferencias, el pavimento está compuesto por linóleo en rollo con junta de silicona sobre pasta autonivelante con adhesivo sobre capa de mortero de cemento 1:4.

Todos los falsos techos están ejecutados con placas de cartón – yeso de 13 mm de espesor, según U.N.E. 102-023, atornilladas sobre una estructura oculta de chapa de acero galvanizada, formada por perfiles T/C de 60 mm de ancho cada 40 cm y perfilería “U” de 34x31x34 mm, con tornillos autoperforantes de acero galvanizado PM-25 mm, y tornillos de acero MM-3,5×9,5 mm. Los paramentos acabados en tablero de cartón – yeso, excepto en los baños, que como se indica anteriormente están chapados con tablero de fibras de celulosa, están acabados con pintura plástica blanca mate lisa. Los muros de hormigón de los ascensores están forrados con un tablero contrachapado acabado en iroko fijado sobre rastreles de pino rojo. (Articulo enviado por: Manuel R. Moquete, Email: Prefiere anonimato)




Deja un comentario