Teoría de Acotacion


   


Teoría de Acotación.

Cualquier parte se puede acotar con facilidad y en forma sistemática si se le divide en sólido geométrico simples. Incluso las partes complicadas, cuando se analizan suelen encontrarse compuestas principalmente por cilindros prismas, y, con frecuencia, por troncos de pirámides y conos.

La acotación de un objeto se puede llevar a cabo acotando cada forma elemental para indicar su respecto a una línea de centro, una línea de base o una superficie acabada. Un dibujo de una maquina requiere dos tipos de cotas: cotas de dimensión y cotas de localización.

Cotas de dimensión.

Las cotas de dimensiones presentan la magnitud de una pieza, pare componente, agujero o ranura la regla para poner las tres dimensiones principales (ancho, alto y grueso) en el dibujo de un prisma o modificación de prisma es la siguiente: dénse dos dimensiones en la vista principal y una dimensión en alguna de las otras vistas.

El cilindro circular, que aparece como protuberancia o flecha, requiere sólo el diámetro y la longitud que, preferencia, se muestran ambos sobre la vista rectangular. Para acotar un agujero (cilindro negativo), la mejor práctica consiste en dar el diámetro y la operación como una nota en la vista de contorno, con un señalador que apunte al círculo. Los conos se acotan dando el diámetro de la base y la altitud en la misma vista. Las pirámides, que con frecuencia forman parte de estructuras, se acotan dando dimensiones en la vista que ilustra la forma de la base.

Cotas de localización.

Las cotas de localización determinan las relaciones entre las partes componentes (proyecciones, agujeros, ranuras y otras forma importantes) de una pieza o estructura. Debe ponerse particular cuidado en la selección y ubicación de las cotas de localización, porque de ello depende la exactitud de las operaciones al hacer una pieza y el ensamble apropiado de esta con otras partes.

Para seleccionar las cotas de localización con destreza, primero deben establecerse las superficies de contacto, las superficies de acabado y las líneas de dentro de las formas geométricas elementales y, con la exactitud exigida y teniendo presente el método de producción, decidir desde que ora superficie o línea de centro debe localizarse cada dimensión. Las cotas de localización para ensamble deben darse desde la misma línea de centro o superficie acabada en ambas piezas. Las cotas de localización pueden ponerse de centro a centro, de superficie a dentro, o de superficie a superficie.

Colaborado por Tomas E. Goyita. Equipo arquitectura y construcción de ARQHYS.com.


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario

*