Trabes Armadas


   


Trabes Armadas.

Las trabes armadas son vigas de acero compuesta que requieren un modulo de sección mayor que el de las vigas laminadas. La forma mas común consiste en dos placas pesadas o patines entre las cuales se suelda una placa de alma relativamente delgada. La atura de las trabes armadas puede ser de 20 ft o mayor y los claros de varios cientos de pies no son poco comunes.

En puntos de carga o reacción concentrada, las almas de loas trabes armadas deben ser usualmente reforzadas por atiesadotes de apoyo para distribuir las fuerzas locales concentradas en el alma. Pueden agregarse atiesadotes intermedios y longitudinales para servir una función muy diferente: principalmente incrementa la resistencia al pandeo y mejorar así la efectividad del alma en resistir los esfuerzos cortantes, de flexión o combinados.

Los atiesadotes longitudinales permiten alturas mucho mayores del alma y claros correspondientes mayores, con espesores del alma relativamente pequeños, la reducción del espesor requerido para el alma ha resultado también del concepto de campo de tensión que permite la utilización de la resistencia posterior al pandeo del alma de la trabe. Las trabes armadas son particularmente apropiadas para puentes carreteros, porque permiten una visión ilimitada y minimizan los problemas de altura libres en intersecciones y en complejos a desnivel de múltiples niveles. Las trabes armadas suelen usarse también en varios tipos de edificios y plantas industriales para soportar cargas pesadas.

Por ejemplo, se usan para casos en que el soporte lateral del patín de compresión no puede ser proporcionado, se recomienda el uso de trabes armadas en cajón debido a su superior efectividad contra el pandeo torsional lateral y en resistir cargas laterales. Esto se debe a su mayor resistencia y rigidez en torsión y en flexión respecto al eje débil. Para seleccionar la placa del alma de la trabe implica los siguientes pasos: 1. Escoger una altura para el alma con relación al claro 2. Escoger el espesor mínimo en términos de la razón permisible altura/espesor.

La altura de las trabes varía entre aproximadamente un vigésimo y un sexto de la longitud, dependiendo de los requisitos del claro y de la carga. Las trabes menos altas son apropiadas si las cargas de servicio son ligeras, las trabes mas altas son necesarias si las cargas son pesadas o si se desea mantener las deflexiones a un mínimo. Puede ser conveniente hacer varios diseños preeliminares con sus estimaciones de costo correspondientes para obtener una altura óptima. Equipo arquitectura y construcción de ARQHYS.com. Por: Ana Garcia.


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario

*