Como adquirir un apartamento turistico



Apartamentos turísticos.

Se llama apartamentos turísticos aquellos inmuebles que son utilizados para ofrecer servicios de alojamiento a turistas mediante un precio establecido, ya sea por noche o por fin de semana, este tipo de alojamiento puede ser objeto de alquiler privado entre particulares. Estos apartamentos se pueden clasificar en tres categorías que son: Apartamentosde lujo, Apartamento de primera, Apartamento de segunda. Ahora bien estos apartamentos deberán de cumplir varios requisitos que son: La capacidad: este nos dice que un apartamento viene determinado por el número de camas en dormitorios más el número de camas convertibles existentes en otros cuartos.

Composición: esta debe de poseer como mínimo: • Dormitorio.• Baño.• Sala de estar o comedor.• cocina. En cuanto los dormitorios: todos sin importar la categoría deberán de poseer una ventilación directa y estar dotados de armarios. En estos se pueden instalar tantas camas como permita el espacio y como mínimo de 6 metros para cama individual y 10m para camas dobles. En cuanto a los baños: deberá de tener una ventilación forzada, y si la habitación excede la capacidad de alojamiento entonces habrá dos baños. Atendiendo a la sala de comedor o estar: en esta es donde Irán las camas convertibles; esta DEBE DE TENER VENTILACION DIRECTA. Esta no debe de estar aislada del dormitorio. Atendiendo a la Cocina: esta debe de tener todos los utensilios para la conservación y preparación de alimentos, así como también debe de tener fregadero, despensa, congeladora, horno y fuego, también se permite que tenga ventilación directa y forzada. Por otra parte el cliente deberá de tener obligaciones ante el apartamento como es:

  • En el momento de desocupar el apartamento el cliente deberá de cerrar la cuenta.

  • El cliente deberá de abandonar el apartamento el día establecido en el contrato. Ahora bien si el cliente aplazara su estancia sin consentimiento del empresario, este deberá de pagarle al empresario además de las acciones penales y de la indemnización de daños y perjuicios que procedan, pagar por cada día más que se quede en el apartamento, el triple del precio pactado para un día de estancia, por ejemplo, si se paga por día 200 entonces pagara 600. El cliente también tiene sus derechos que son:

    • Complacerse pacíficamente de la unidad de alojamiento tratada.


    • Derecho a abandonar el apartamento con devolución del importe correspondiente a los días no disfrutados si la unidad de alojamiento, se hiciera inhabitable. En este caso se deberá de entregar otro apartamento de igual o superior características. En cuanto a las prohibiciones, queda prohibido a los clientes:

      • Realizar construcciones en el alojamiento o introducir muebles sin autorización.

      • Albergar un número mayor de personas de las que correspondan a la capacidad máxima fijada para el alojamiento.

      • Hacer actividades que entre en contradicción con los usos de higiene, convivencia y orden público habituales.

      • Meter animales contra la prohibición expresa de la empresa.

      • Quebrantar las normas de orden público, moralidad y buenas costumbres. Es importante tener en cuenta que el incumplimiento de cualquiera de estas prohibiciones por parte del cliente puede dar lugar a expulsión del departamento.

Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2012, 12. Como adquirir un apartamento turistico. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de http://www.arqhys.com/construccion/turisticos-apartamentos.html.




Un comentario

  1. S. Perez says:

    El problema viene cuando una zona residencial insertan una explotación hotelera .
    No deberían permitir alojamientos turísticos en zonas residenciales, pero los ayuntamientos miran para otro lado de la parte que sí se enteran, por sus propios intereses ante las rentas tan suculentas que sacan de estos alquileres turísticos . El resultado es una subida astronómica del precio del alquiler en esa zona y sus habitantes no pueden mantener unas cuotas de “eternas vacaciones” y se tienen que marchar. El tejido social del barrio queda destruido: deja de ser un barrio donde vive gente y se convierte en complejo turístico. Y los turistas tienen una extraña tendencia a pensar que el alquiler que han pagado les da derecho de uso libre de todo el complejo turístico. ¿Mi experiencia? Madrid-centro. que se ha convertido en un meadero de turistas borrachos en vacaciones, un rincón donde el ruido y las fiestas hacen difícil dormir. Estudiantes y jovenes, molestos y guarros que van de marcha por esas calles. Turismo familiar y de grupos de amigos (extranjeros, españoles…), sin recursos económicos que para evitar gastos comparten pisos u hoteles de pocos metros con otras dos o tres familias, u otros dos o tres grupos de amigos más con las consiguientes molestias vecinales…

Deja un comentario