Arquitectura holandesa


   


Arquitectura holandesa. Instituto Holandés de Imagen y sonido.

Los jóvenes arquitectos holandeses tienen un legado que cuidar y es el realizado por arquitectos neoplasticista que trabajaron arduamente durante los comienzos del siglo XX, uno de estos arquitectos es Rem Koolhaas. profesionales de la arquitectura, quienes lo consideran el maestro del diseño. No obstante, existen excepciones en cuanto a sus seguidores, un ejemplo de ello es la joven firma de arquitectos la cual está conformada por los profesionales del diseño Willem Jan Neutelings y Michiel Riedijk.

Estos se han caracterizado por sus diseños intrépidos y muy fuera de lo común. Esta pareja de arquitectos recientemente realizo un cubo lleno de colores , una estructura localizada en la ciudad de Ámsterdam como un edificio que contiene un archivo histórico de la imagen audiovisual que se ha producido en el país , el mismo fue una obra dirigida por el Instituto Holandés de Imagen y Sonido. Esta obra cumple con los deseos de estos arquitectos, el mismo se encamina hacia la saturación del mundo de las imágenes y la música. El edificio está estructurado como un cubo muy sencillo, el cual está provisto de cinco pisos más abajo.

Está concebido como un nuevo foco de la cultura dentro de la ciudad ya que también alberga un museo de historia. El artista Jaap Drupsteen diseño la fachada de paneles de cristal del Instituto, el cual con la utilización de la computadoras adquirió imágenes muy sorprendentes para la colocación en los cristales. Esta parte de la obra es una crítica a la cotidianidad del mundo, el cual está preso de las imágenes y los comentarios del internet. Para la realización de la obra se debieron satisfacer algunos requerimientos técnicos, siendo uno de ellos la construcción de un almacén con condiciones climáticas muy especificas ya que se debe de preservar el material video grafico que se encontrara en su interior.

Este proyecto fue resuelto mediante la división del espacio en dos terrenos, uno para los servicios públicos y el otro para recepción. Estos últimos están situados en los cinco niveles que se localizan sobre la calle, mientras que lo correspondiente a la parte del archivo histórico está situado en los niveles subterráneos.Hacia un lado del vestíbulo se localiza el museo, el cual aparece en forma de zigurat, en la otra parte se localizan las oficinas revestidas de una enorme pared de cristal.En este nivel todos los visitantes pueden disfrutar de una sala interactiva además de que podrán disfrutar de medios audiovisuales y algunos sets de programas antiguos de televisión.

Tal como sucede con algunas de las piezas representativas del neoplasticismo, basta con admirar esta estructura para concluir que la misma forma parte de la visión equilibrada en su conjunto, gracias a la forma en la cual están dispuestas las piezas en su exterior. El Instituto Holandés de Imagen y Sonido es un ejemplo de que la arquitectura holandesa de hoy en día no se limita a seguir los pasos de koolhaas sino que está abriendo nuevos senderos en la arquitectura, firmando sus propios talentos y creatividad en arquitectos jóvenes modernistas. La obra fue culminada en Diciembre del 2006 y ocupa un espacio de 30000 metros cuadrados. Este legado responde a una inversión de 40 millones de euros, y está situada en la localidad de Hilversum, perteneciente a la ciudad de Ámsterdam.  .


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario

*