Como construir un gallinero.


   


Como construir un gallinero.

Hay personas que consideran que para criar gallinas basta con dejarlas libres para que estas puedan correr, alimentarse, abonar la tierra, etc. Pero en realidad este no es el modo correcto de hacerlo. Por naturaleza las gallinas escarban, lo cual puede ser bastante molesto en especial cuando el lugar donde se encuentran tiene jardín. Por este motivo lo mejor es idear un espacio adecuado para poder dedicarse a la cría de estos animales, sin la necesidad de gastar una fortuna para ello, solo es necesario utilizar un poco de creatividad.

Todo dependerá de cual sea el grado de sofisticación y los propósitos que se persigan. Aquí le proponemos un tipo de gallinero, que incluso ha sido probado para confirmar sus resultados. En el caben unas sesenta gallinas, y es necesario un terreno de unos 60 metros cuadrados. En su interior hay un Dentro de él hay un dormitorio, el cual tiene sus propias dependencias. En el cada metro cuadrado, tiene capacidad para aproximadamente cinco gallinas. En el exterior hay un baño de cenizas, un espacio para el picoteo y en la medida de lo posible es bueno que haya un árbol para que proporcione la sombra necesaria.

La parte de la construcción techada, lleva una bodega de 1 por 2.5 metros, en él se han de guardar las herramientas y alimentos. Para entrar al lugar es por medio de una puerta que abre hacia el exterior del gallinero y otras dos que la comunican con el dormitorio y el corral. La repartición del dormitorio, se ha planificado especialmente e la siguiente manera: En el interior se ubican dos bloques divididos con percheros donde dormirán las aves, al menos tres ponederos colectivos, dos comederos y un solo bebedero.  Para su elaboración es preferible la utilización de materiales naturales como: gredas, piedras, maderas o ladrillos, los cuales absorben el agua lluvia, toda la humedad y el calor. Los revestimientos deben poseer estas mismas características y ser permeables. Estos pueden bloquearse con agua de cal, mientras que las maderas se protegen contra los insectos aplicando una solución que contenga un 10% de bórax.

Al gallinero deben añadírseles algunas ventanas y luego cubrirlas con malla de alambre y una puerta baja de unos 50 por 30 cm. De manera que las aves puedan entrar al corral. Lo que se quiere con las ventanas es que el lugar tenga una climatización adecuada para las aves y que se conserve el calor generado por la acumulación de estiércol. Se sugiere una cama de paja sobre un piso de ladrillos asentados en arena. Los costados de la estructura van de igual forma cubiertos de malla, dejando aislada el área de los desechos. Uno de ellos se habilita como puerta corrediza o de bisagras, para retirar el estierco. Sáquelo anualmente para que lo utilice como abono.  [Equipo arquitectura y construcción de ARQHYS.com].


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario