Cuadros para la sala de su casa o apartamento


   


Cuadros para la sala de su casa o apartamento.

Este es un tema poco común cuando se habla de alguna referencia para la decoración, pero en realidad aunque es un aspecto simple y sencillo, posee gran importancia y basta con saber algunas informaciones prácticas para tener el problema resuelto. Lo mejor sería que usted mismo elabore su cuadro, pero como no todos poseen musa para pintar, esto pasa a un segundo plano. Hay quienes seleccionan el cuadro de su gusto antes de aplicar pintura a las paredes y de decorar dicho ambiente. En esta ocasión lo haremos de la manera más común, dejando de lado las excentricidades.

Lo primero en que debe centrarse es en que el cuadro seleccionado para la sala de su hogar, es una muestra de la personalidad de las personas que viven en el lugar. Es bueno tener presente que la clave para tener una buena decoración es que la misma se base en el contraste. Por ejemplo, cuando las paredes están pintadas de colores claros y suaves, seleccione cuadros con toques de color que sean fuertes o viceversa. Otro de los trucos es que el cuadro tenga algo en común con algún elemento de la misma habitación, de manera que no se sienta como un artículo aislado, puede ser con los muebles, una alfombra, las lámparas, una mesa, etc. Aunque un cuadro le guste mucho, esto no quiere decir que sean los indicados para la habitación que queremos decorar.

Tiempo atrás, era usual que se utilizaran los autorretratos o imágenes religiosas, pero en la actualidad esto se evita rotundamente, nada de autorretratos, fotografías familiares o imágenes religiosas, en especial cuando poseen marco en pan de oro. Generalmente para la decoración de interiores se emplean pinturas abstractas, con las que la estética se ve favorecida, pues al utilizar una imagen de un cuadro figurativo, la atención del visitante no es tan atraída, resulta ideal para que el huésped haga un recorrido visual alrededor de toda la sala, sin que se vea disminuida la importancia del resto de los elementos. En caso de los cuadros figurativos que tengan paisajes, se les da a la vez el realce necesario. Basta con que los mismos no tengan muchos matices de colores y que a la vez conserven una monocromía, a menos que las paredes sean de distintos colores. Una buena alternativa, son también los Bodegones, en especial para la decoración de la habitación principal, hay quienes los prefieren para cocina, pero no necesariamente deben ser para ello. En este caso se pueden utilizar cuando se trata de una sala comedor. Para darle un ambiente cálido y placentero a la sala en las noches, colocar un pequeño dicroico de luz amarilla, resulta ideal


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario

*