Cupulas y construccion


   


Cúpulas y construcción

La cúpula es un elemento arquitectónico que se utiliza para cubrir un espacio de planta circular, cuadrada, poligonal o elíptica, mediante arcos de perfil semicircular, parabólico u ovoidal, rotados respecto de un punto central de simetría.

El término cúpula proviene del italiano cupola con raíces latinas cupella, y éste del idioma griego kupellon, que significa “pequeña taza” (cupa, en latín = taza). La palabra se relaciona en consecuencia con la forma característica de esta cubierta. Desde los albores de la civilización se construyeron cúpulas falsas con materiales variados, incluyendo las cubiertas tradicionales (todavía en uso) de las jurtas del Asia central, de los iglúes esquimales, los “trulli” del sur de Italia y los nuraghi de Cerdeña. Con el creciente uso de habitaciones de forma rectangular, este tipo de cubiertas quedó circunscrito a la arquitectura funeraria, por ejemplo en los “tholos”.

El uso de la cúpula, sin embargo, fue poco común en la antigua Grecia, y durante el Imperio Romano se comienzan a levantar las primeras cúpulas verdaderas (los más grandes complejos termales y palacios romanos incluyeron cúpulas como elemento de cobertura). Entre las cúpulas más famosas del mundo podemos mencionar: Cúpula del Panteón de Agripa en Roma, Cúpula de la Iglesia Santa Sofía en Estambul, Cúpula de la Roca en Jerusalén, Cúpula acebollada de la Catedral de San Basilio en Moscú, Cúpula de Santa María del Fiore en Florencia, Cúpula de la Basílica de San Pedro en el Vaticano y la Cúpula de la Catedral de San Pablo en Londres.  .


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario

*