El riesgo climático de las represas


   

Una pequeña investigación que no te puedes perder acerca de los efectos negativos de las represas de gran volumen en relación a los riesgos climáticos e intensidad de lluvia anual.

RepresasInvestigadores alertaron que los grandes reservorios de agua creados por los seres humanos puede incrementar la intensidad de las lluvias y afectar las defensas contra inundaciones. 

Un equipo internacional de científicos encontró que los patrones de lluvia alrededor de grandes concentraciones hídricas generadas artificialmente en Chile son mucho más intensos que en regiones similares sin el líquido. El estudio, que fue aprobado para su publicación en la revista especializada Hydrology, considera que el exceso de precipitaciones podría afectar las defensas antiinundaciones que suelen construirse sin tomar en cuenta este factor.

“Efecto lago”

HidroelectricasLas anteriores investigaciones en este campo se enfocaron en el impacto de las represas en el clima de la zona y demostraron que las grandes concentraciones de agua, como lagos o represas, pueden alterar los patrones al aumentar la cantidad de agua que se evapora. Algunos analistas creen que también se generan patrones de circulación de aire en la atmósfera por sobre los límites del agua y la tierra, lo que puede iniciar tormentas y lluvias. Es este impacto el que puede ser significativo, como comprobó un estudio en el que se demuestra que las precipitaciones han aumentado un 4% por año después de que se construyó una represa. Los ingenieros son despedidos cuando hay inundaciones porque no hicieron un buen trabajo de diseño, pero en realidad sí lo hicieron. Alguien construyó un reservorio de agua y el clima cambió”  Doctor Pablo García-Chevesich, Universidad de Arizona.

En su más reciente trabajo, investigadores de la Universidad de Talca, en el sur de Chile, examinaron la información recogida en 50 pluviómetros ubicados cerca de reservorios de agua en diferentes partes del país. Chile posee una gran variedad de climas en su territorio, en el que se puede encontrar zonas con cero milímetros de lluvia y otras con 4.500 mm. Pero más allá de esta diferencia, los científicos encontraron que la mayor intensidad de precipitaciones fue registrada en las estaciones climatológicas ubicadas cerca de las concentraciones de agua, especialmente en los lugares con un clima más seco.

Este cambio tiene implicaciones en las defensas antiinundaciones, como dijo a la BBC uno de los autores, el doctor Pablo García-Chevesich, de la Universidad de Arizona. “Los ingenieros son despedidos cuando hay inundaciones porque no hicieron un buen trabajo de diseño, pero en realidad sí lo hicieron. Alguien construyó un reservorio de agua y el clima cambió”, explicó García-Chevesich. “Mientras más grande sea la masa de agua, más grande será su efecto”. El especialista reconoció que esta lectura de la investigación ha causado controversia, debido a que cambiar el diseño de las defensas antiinundaciones es muy costoso.

Refuerzos.

Sin embargo, otros científicos tienen una opinión más cauta. El doctor Faisal Hossain, de la Universidad Tecnológica en Tennessee, Estados Unidos, considera que el estudio chileno sólo fue de observación y que, si es verdad el “efecto lago” altera los patrones de lluvia, todavía no se sabe si aumenta o disminuye la cantidad de agua que cae. El estudio no ha logrado unanimidad entre los científicos. Pero resalta que hay un punto importante en el estudio y es que atraerá la atención de los constructores de represas en todo el mundo.

Presas famosas

“Tenemos patrones de clima modificados de una manera que no pudieron anticipar antes de que se construyera un reservorio, y en un contexto global podría tener serias ramificaciones”, destacó. El profesor Richard Harding, del Centro de Ecología e Hidrología de Reino Unido, comentó que muchos estudios han alertado sobre el impacto de reservorios de agua, en especial en las zonas secas. “Los físicos dicen que pasará, pero me está costando un poco saber qué tanto será el impacto, y si será lo suficientemente fuerte como para cambiar el diseño de las defensas”, concluyó.

Harding sugiere que la nueva investigación ha sido aprovechada como munición por aquellas personas que se oponen a la construcción de grandes represas. Pero los autores de la investigación defienden su estudio y creen que es necesario que los ingenieros y los diseñadores lo tomen en cuenta en la planificación de nuevas barreras contra inundaciones. “En Estados Unidos son muy rigurosos en cuenta el cambio climático cuando hablan del diseño (de un sistema) para controlar un aluvión de agua”, afirmó García-Chevesich, y agregó: “Esto es nuevo y también debería ser tomado en cuenta”.

Presas




3 Comentarios

  1. elias navia says:

    me parese una  obra con mucha ecselensia atraves del 1 diseño de vista des de si u punto pero siay algo que no medeja en claro es que no cuenta con diseños de estructuras diseño de mobimientos diseños de interiores diseños de sur  norte oriente  o  occidente ni diseños estructurales solo parese un montaje de un diseño presiedeñado atm diseñador elias navia

  2. Carlos says:

    Excelente estudio y muy congruente, me queda duda, que tan regional es este efecto (~km a la redonda) y en un futuro esto podra ser previsto. Como aqui se idica tentativamente un aumento del 4% en la precipitacion; con sus variaciones claro, debido a la region (altura, presion, humedad, temperatura, etc).

  3. Luis Carlos Bolaños says:

    me gusta mucho que hoy en día se este pensando en aportar no en contribuir a desmejorar nuestros ecosistemas ,este informativo nos habré los ojos para mejorar las obras y pensar en realizar unos diseños que beneficien al planeta.

Deja un comentario