La mezcla en trabajos de albañilería.


   

La mezcla en trabajos de albañilería. Las mezclas de albañilería son diferentes una de las otras, ya que estas son creadas dependiendo del trabajo que se vaya a realizar y del proceso que utilizó el albañil para preparar la mezcla.

Es por ello que hoy en día se puede ver en la estructura la diferencia entre una mezcla y otra, ya que existen paredes que no se puede introducir un clavo ni usando martillos, otras que solamente la cáscara es dura, y otras que no son muy resistentes.

Lo más recomendable para crear una mezcla perfecta, es mantener las proporciones que serán medidas en volumen y luego mezcle en seco hasta que toda la mezcla sea homogénea. Para crear la mezcla, lo primero que debe de hacer es arrojar en poca cantidad y con fuerza el material; este no puede ser planchado. Se debe de hacer movimientos circulares de derecha a izquierda. Si la mezcla se llega a secar puede rociarle un poco de agua para humedecerlo.

Al momento de prepara la mezcla se debe de tener mucho cuidado con el agua, ya que si agrega demasiada agua puede perder su calidad ligante; el cemento y la cal se lavará y lo arrastrará, y la arena quedará desnuda. Una de las técnicas mas utilizadas y mas recomendadas para lograr la consistencia perfecta es colocar una mezcla en un balde y remover para activarla.

Si esta se pega en la cuchara con que esta moviendo la mezcla y no en el balde es que esta perfecto. Es recomendable antes de preparar la mezcla que mida el trabajo que usted realizará, ya que, el sobrante de la mezcla no se puede guardar. Es por estas razones que es preferible que falte mezcla a que sobre. .




Deja un comentario