Los vitrales


   


Los vitrales.  Un vitral no es más que una composición de vidrios de colores que se unen mediante varillas confeccionadas en plomo, bronce y otros materiales más.

Esta técnica es vieja y formaba parte decorativa de los palacios. Este se consideró una gran manifestación artística durante los siglos IX y X. Antes de construir un vitral en los talleres se creaban los bocetos en un cartón, para luego de tener el diseño deseado, proceder a cortar los pedazos de cristal, para ser unidos con cinta de plomo. Esto funcionaba como aislante de colores y delimitador de las figuras.

Los vitrales cristianos en la antigüedad, se pintaban con un barniz de óxidos metálicos, con la finalidad de fijar la pintura. Las formas utilizadas eran geométricas, el rojo y el azul eran los colores dominantes y el tema era bíblico. Luego con el paso del tiempo se incorporó el amarillo de plata. La mayor variedad de esta técnica se experimentó durante el gótico y a mediados del siglo XV se procede a utilizar los esmaltes.

Esta técnica fue la iniciativa de otras técnicas, como el dalle de verre. En la actualidad aun se aplican ciertas técnicas para la confección de vitrales, la diferencia se encuentra en el cristal, puesto que en la actualidad este cuenta con diversas texturas. El cortador de estos cristales se caracteriza por ser de punta de diamante. Una forma de fijar temporalmente el vitral para que no se mueva es con cera. Los lugares donde se encuentra esta técnica aplicada son:

• Iglesias • Ventanas • Paredes • Puertas • Lámparas • Cielo raso • Como ornamento de mesas. .


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario

*