Pérgolas en el jardín


   


Pérgolas en el jardín.

Pergolas en el jardinEl uso de las pérgolas data desde tiempos remotos, en donde se utilizaban cuatro palos entrelazados en el suelo, donde se extendía sobre ellos un techo con ramas como medio para escapar del calor.

Con esta referencia queda dicho, que una pérgola es una estructura sostenida con pilares, que forma una especia de calle y que posee un emparrado superior que tiene como objetivo resguardar a los que allí se encuentren de los rayos solares.

A través de los años, estas pérgolas que se utilizaban en la antigüedad han venido modernizándose y han venido adquiriendo diferentes formas, estilos, etc. Es por ello que hoy en día, existe una gran variedad de pérgolas, como es la pérgola hexagonal, la cuadrada y la octogonal.

Ahora bien, a pesar de su cambio físico, estas no han dejado de brindar la funcionalidad que ofrecían antes; resguardar a las personas del sol. Este lugar es perfectos para jugar, leer, hacer las tares, reunirse con familias y amigos y para reunirse con su pareja.  Existen diferentes tipos de pérgolas, un ejemplo es el emparronado, que usa parras o rosas trepadoras, jazmines, plumbagos, etc., para cubrir un pasillo que llega hasta la entrada de la casa.

También existe una que no posee paredes, más bien está hecha de enredaderas de madera o de metal, o con unas columnas que se cubren con trepadoras. Los techos de las pérgolas pueden ser de coligüe o de materiales complejos. En fin, estos se pueden construir según el deseo y las necesidades que tenga el usuario.

Sin embargo, al momento de su construcción se debe de respetar algunos puntos que caracterizan estas estructuras, por ejemplo: estas no deben de estar cerradas totalmente, ya que el objetivo es estar en contacto con la naturaleza. También se debe de colocar plantas aromáticas en los alrededores de la pérgola; ya sean Dafne, jazmín, naranjos, arbustos, etc.  .


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario

*