Tableros Aglomerados


   


Tableros Aglomerados.

Tableros AglomeradosLos óptimos resultados en uniones de tableros aglomerados se adquieren con tornillos de cuerpo recto, los hay de dos tipos: los llamados soberbio o tornillos sin punta y los del tipo autorroscante con punta, de alta velocidad, que con las helicoidales separadas. La relación del diámetro externo del tornillo con respecto a su diámetro interior tiene que ser lo más alta posible, ya que garantiza uniones de mayor firmeza y duración. Diámetro de tornillos: Este debe ser seleccionado de acuerdo al espesor del tablero con que se esté trabajando. Considerando que los diámetros interiores son en los que se realizar una perforación guía.

Colocación de los tornillos: Los tornillos colocados tanto en la superficie como en la cara del tablero no deben estar a menos de 50 mm de las esquinas, ni estar cerca de los bordes del tablero, en uniones de 90 grados, el tornillo debe perforar el centro de la tabla vertical.  Hay 3 reglas que determinan las uniones:

  1. Mientras más grueso sea el tablero, más firme será la unión.
  2. Empleando adhesivo mejoraremos sustancialmente la resistencia de la unión.
  3. Empleo adecuado de las técnicas.
  4. A lo que aplica entonces los 10 tipos de uniones: Junta de empalme simple: expuestas a que el canto se abra, por lo cual se recomienda enchapar el canto lo que evita la abertura del tablero por simple roce. Es bueno emplear tapacantos de PVC gruesos.
  5. Junta de empalme entarugada: es resistente, implica el empleo de tarugos estriados de madera a una distancia de separación entre ellos de 15 cm y embutidos 25 mm en el canto del tablero y a no menos de 50 mm de la esquina del tablero.
  6. Junta en esquina con ingletes: son resistentes, cuando el fresado de las piezas se ha efectuado con cuidado, para el posterior encolado. Ya que el ángulo que se forma es grande.
  7. Junta en esquina con ingletes y lengüeta recta: se refuerza la unión, con lengüetas. El adhesivo debe aplicarse a la lengüeta en el momento de instalar ésta.
  8. Junta trabada con inglete en esquina: Esta junta requiere fresas especiales para su ejecución y permite combinar la apariencia limpia de una unión con inglete y la resistencia de una unión ranurada.
  9. Juntas rebajadas: hay que hacer un rebaje en forma de L en uno de los extremos del tablero. La otra pieza es ajustada en ese rebaje, siendo la profundidad del rebaje de entre 1/2 y 1/3 del tablero a cortar; el ancho debe ser igual al de la pieza a ajustar. Puede asegurarse con tornillos, corchetes o puntas.
  10. Junta a inglete con rebaje: Esta unión combina las características de un inglete (junta limpia) y la resistencia de una junta con rebaje. Para un ajuste perfecto, necesita de fresas especiales para su ejecución.
  11. Junta ranurada: Similar a la junta rebajada, se realiza en una de las piezas una ranura para que la segunda pieza encaje en ella.
  12. Junta de ranura y lengüeta: Combina la unión de ranura en un panel y con rebaje en el otro.
  13. Junta a cola de Milano: Esta es la junta más resistente de todas, ello se debe a su forma, la cual permite un aislamiento perfecto de las piezas a unir. También requiere de un maquinado especial para un ajuste perfecto.

.


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario

*