Vibrado del Hormigon


   


Vibrado del Hormigon. Las burbujas en el hormigón y en caso de que el hormigón sea compacto, mas el empleo del método de vibrado manual mediante varillas.

generan nuevos espacios de aire mayores y vacíos que debilitan la loza de hormigón; hay que considerar que técnicamente hablando, por cada 1% de vacíos remanentes dentro del hormigón endurecido, la resistencia de este se reduce entre un 4 y un 7%. Por la impermeabilidad y la resistencia que se quiere del hormigón seco, son las razones que hacen que dentro de estrictas limitaciones, se proyectan hormigones con aire intencionalmente incorporado, lo cual es logrado por medio de aditivos químicos. Obteniendo un mejor deslizamiento de las partículas entre sí, lo que confiere mayor fluidez al hormigón, función que es del agua dentro de la mezcla, el aire permite reducir una parte del agua, que trae como producto una mayor resistencia.

La Vibración del Hormigón, su objetivo es obtener mezclas con una compactación que permita mantener el nivel de aire ocluido dentro de los límites previstos. El proceso consiste en someter al hormigón fresco a vibraciones de alta frecuencia por medio de aparatos que funcionan con presión de aire comprimido o electricidad denominados vibradores, los que proporcionan una severa reducción de la fricción interna entre ellos, imprimiéndoles una rápida y desorganizada movilización en el área de influencia del vibrador, la mezcla de hormigón adquiere una consistencia más fluida y licuada, lo que accede a cubrir los espacios de manera uniforme y ocupar los lugares pequeños de la estructura.

Lo importante es que las burbujas de aire asciendan dentro de la masa del hormigón fresco y salgan al exterior, eliminándose del ambiente, homogenizando la mezcla, si quedan burbujas de aire, serán las de menor tamaño y menos perjudiciales, ya que las mayores son removidas con mayor facilidad por su capacidad de flotar dentro de la masa. Tenemos por tanto dos razones fundamentales para la efectuar la vibración,

  • Distribuir en forma más homogénea las partículas dentro del hormigón
  • Relación con las mezclas menos fluidas o secas ya que ellas son más propensas a conservar las bolsas de aire.

La acción vibratoria debe ejecutarse por un periodo de entre 5 a 15 segundos o un promedio de 10 segundos. La fluidez del hormigón fresco se verifica por su asentamiento en centímetros medido por el método del Tronco de Cono. Los aparatos vibratorios convencionales que se encuentran en el mercado poseen una frecuencia de giro de eje entre 3,000 a 14,000 vpm, las cuales entre los 3,000 a 12,000 vpm


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario