Tipologias arquitectonicas


   


El método del manejo de tipologías arquitectónicas, ayuda a comprender la arquitectura como hecho histórico, permite la identificación, simplificación y ordenamiento de datos en los cuales, permiten su descripción.

Como Arquitecto es necesario tomar conciencia del pasado racionalmente considerado como precedente. La arquitectura es un testimonio que nos permite aproximarnos a épocas remotas y nos habla de sus formas de vida, usos y costumbres que prevalecieron en ellas. Examinar la arquitectura antigua no es con la idea de copiar sus formas, sino con la esperanza de enriquecer ampliamente nuevas sensibilidades que son producto de nuestros días. La arquitectura no se puede juzgar como si fuese escultura o pintura, de modo externo y superficial, como puros fenómenos plásticos, ya que ésta responde a las exigencias de diversa naturaleza que al describir su desarrollo equivale a exponer la historia de la civilización.

“En el proceso proyectual, y a todos aquellos aspectos poco dominantes pero existentes que forman parte de la experiencia de cada uno de nosotros, es de gran importancia la “rêverie”. La tipología como estrategia de substracción, reducción cuantitativa, ausencia programada de todo lo que es irrepetible y único; — la tipología como fenómeno clasificador que a través de su propio nacimiento atestigua la ya perdida concepción unitaria del hecho urbano, que era verificable antes de su aparición. La especialización tipológica realizada a partir de la Ilustración, introduce el principio de la separación por partes del conjunto urbano.” Hablar de tipologías es hablar de procesos de análisis e interpretación, en donde la Hermenéutica se convierte en herramienta básica para la descripción de la arquitectura, y el Análisis, marca las pautas, descompone el objeto para confirmar o desconformar la interpretación, no existe análisis a secas, es una mera aproximación de la interpretación. “La tipología, al igual que la iconografía del arte figurativo, constituye un factor ciertamente no determinante, pero siempre presente, de manera más o menos manifiesta, en el proceso artístico.

El valor y la función de los tipos son las que explican las formas arquitectónicas en relación a un simbolismo.” Al igual que el lenguaje, las formas arquitectónicas tienen significados connotativos, valores asociados y un contenido simbólico sujetos a una interpretación cultural e individual que puede variar con el tiempo. Así, la arquitectura es la cristalización de tendencias de cada época, el espíritu humano, el sentimiento por su forma, la voluntad y la moral por la utilidad y la ciencia por la técnica; es la creación de espacios estéticos en respuesta a necesidades materiales y espirituales del hombre. “Hacer homogéneos Cultura arquitectónica y orden social: Intento imponente y muy significativo, el pensamiento neoconservador alienta la ilusión de escapar mediante la fundación de sus instrumentos en el pasado de una tradición de orden, de jerarquías y de contrastes.” Es importante tener conciencia del contexto, aprender a descubrir, comprender e interpretar los modelos de referencia propios. El territorio histórico a partir de sus componentes, es un recurso de referencias y sugerencias a la definición de nuevos elementos de acuerdo a las necesidades actuales o nuevas exigencias sociales. Desde este contexto la historia no solo marca una identificación de hechos, sirve para la identificación o tendencias de propuestas de intervención de acuerdo a problemáticas actuales. Sobre el colaborador de este articulo: DRA. ARQ. EVA ACOSTA PÉREZ, evaap@lycos.com


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario