Arquitectura asiria



Arquitectura asiria

La principal característica de la arquitectura asiria es que utiliza formas arcaicas en la construcción de edificaciones y en la realización de inscripciones.

Los materiales mas utilizados eran los mármoles y las calizas, que se extraían de los montes situados en la cercanía de Armenia.

Las mayorías de las edificaciones fueron levantadas a base de ladrillos y adobe, sus creaciones fueron muy parecidas a los caldeos.

Para revestir los muros utilizaban piedra, así como también para elaborar la base de las edificaciones. Este revestimiento era muy utilizado en palacios y torres.

A diferencia de otros estilos antiguos, en este arte no fueron erigidas muchas tumbas, o sea, que la construcción de estas edificaciones no era una preocupación para esta civilización, ya que hoy en día no se puede encontrar ningún vestigios que muestre algunas características de este estilo arquitectónico.


Ahora bien, el zigurat o torres si eran muy optadas, estas eran erigidas de siete plataformas que se accedían a través de una escalera en el interior que iniciaba en el vestíbulo.

También se erigieron templos pequeños dirigidos para las divinidades de menor rango, estas se levantaron en forma de pequeñas torres con un frontón muy parecido al griego, la diferencia consiste en que este es rudimentario.

También se erigieron grandes palacios, los cuales se levantaron sobre terraplenes o plataformas, en donde sobresale su planta cuadrada.

Estos poseen inmensos y ornamentales patios, en los cuales se levantan los cuerpos del edificio dando la posibilidad de apreciar las diferentes salas del lugar, las cuales estaban bien ornamentadas desde las paredes interiores hasta los pavimentos, distinguiéndose las láminas de alabastro, los ladrillos esmaltados o azulejos policromados y los relieves historiados e inscripciones que se podían apreciar en los muros. Se utilizaba en grandes cantidades materiales como el oro y el bronce para acentuar con más puntualidad la ornamentación y la estética del lugar.

De este mismo modo se utiliza la madera esculpida, la cual se podía apreciar en el techo de los palacios de una sola planta, los cuales permitía la entrada de la luz artificial para iluminar el interior de la edificación.

Esta civilización también utilizó en grandes proporciones el arco de medio punto y el arco elíptico, este último generalmente era utilizado en las puertas monumentales, las cuales habitualmente eran erigidas con grandes figuras de esfinges aladas, que eran utilizadas para defender la entrada y para simbolizar el poder.

Estas esfinges eran erigidas de cinco metros de altura, y generalmente tenían el cuerpo de león o toro, la cabeza de hombre y alas de águila.

Como motivos ornamentales eran muy utilizados las palmetas, las grecas, los rosones, piñas, y las acciones de cacerías y guerreras. Según vestigios encontrados hoy en día por diversos arqueólogos, los lugares que ostentaban más edificaciones con este estilo arquitectónicos era Nimrud, Nínive y Halah, donde se llegaron a erigir inmensas e innumerables torres, palacios y murallas.

En las construcciones con este estilo arquitectónico no se llegó a utilizar la bóveda, las columnas, ni los zócalos, ya que en la actualidad, no se han encontrado ningún vestigio que contradiga esta declaración.

 

Otros tipos de arquitectura son los siguientes:

Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2012, 12. Arquitectura asiria. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de http://www.arqhys.com/contenidos/arquitectura-asiria.html.