Carga puntual


   

Se conoce como carga puntual a la carga eléctrica hipotética de gran magnitud e infinidad, que sujeta un punto geométrico que es escaso de toda dimensión.

Los problemas de electrostática se pueden solucionar a través de esta cálculo, ya que las consecuencias derivadas de una distribución de cargas en una dimensión infinita se anulan y el problema se resuelve extraordinariamente. Ahora bien las cargas puntuales no existen en realidad, ya que el punto no posee longitud, volumen ni superficie, y la densidad de una carga puntual que al contrario del punto es volumétrica, lineal y de superficie posee una magnitud finita por lo tanto en infinita (no existe).

Ahora bien, al resolver un problema en que las distancias reales del espacio en que están comprendidas las cargas son despreciables comparándolas con otra dimensiones proporcionada por el problema, es aconsejable que se consideren las cargas como puntuales, por ejemplo esta el electrón, su radio es infinitamente pequeño comparándolo con las trayectoria de las orbitas atómicas. No obstante, si la carga esta comprendida dentro de una geometría esférica, entonces la carga se comportara fielmente como una carga puntual delimitada en el centro de la esfera. Carga de color. Esta propiedad perteneciente a los gluones y a los quarks, esta relacionada con su interacción fuerte en el contexto de la cromodinámica cuantica. Ahora bien, la apreciación visual del color no tiene nada que ver con el color de los gluones y quarks, esta es en si un nombre para una propiedad que posee muy poca manifestación a distancias mayores que el tamaño de un núcleo atómico.

La palabra color se deriva del hecho de que la propiedad que describe posee tres aspectos que son semejantes a los tres colores primarios. En el año 1964, fue propuesta la existencia de los quarks, luego se introdujo la noción de la carga de color por Oscar W. Greenberg para explicar como los quarks podían convivir dentro de algunos hadrones en estados de otro modo idénticos, no dejando de satisfacer el principio de exclusión de Pauli. Los quark posee cargas de color verde, rojo o azul, que pueden tener tres valores diferentes y un antiquark puede tener tres anticolores diferentes que son usualmente conocidos como antiverde, antirrojo y antiazul, estos son representados por el color magenta, el cian y el amarillos. Ahora bien, los gluones son combinaciones de un par de color y un anticolor, ya sean; rojo y antiverde, ese par va a constituir su carga de color. Arqhys.com




Un comentario

  1. jesus marquina says:

    muy buen contenido el que ha en esta pagina, me sirvio de mucho para nutrir mis conocimientos sobre las cargas puntuales. felicitaciones….

Deja un comentario