Como dar un aspecto de marmol a las paredes


   

Como dar un aspecto de marmol a las paredes.

Uno de los acabados de diseño considerado un desafío es el marmolizado, debido a que amerita de bastante tiempo y de técnicas ingeniosas. Se recomienda que su aplicación se realice en cuartos amplios, ya sea como el marco de una chimenea o el piso. Si selecciona el piso para realizar esta técnica, debe percatarse que no posea vetas ni junturas anchas, para evitar interrupciones en el diseño.

Generalmente este proceso se lleva 2 días. Hay que utilizar pintura para piso, además de poliuretano para proteger la pintura. Las herramientas y materiales que se necesitan para desarrollar esta técnica de manera eficiente y con calidad son:

• Agua, Rodillo y Brochas • Cubetas, Guantes y Cinta adhesiva • Plato de cartón • Esponja marina • Muestra de mármol • Charola para pintura • Poliuretano para pisos • Pintura para el veteado • Cartulina para practicar • Plumas largas o pinceles • Pintura base de color claro • Periódicos o papel dropcloth • Esponja y Adelgazador de pintura • Pintura: 3-4 colores en latas de un cuarto de galón

Es necesario proteger mobiliarios, ventanas, pisos y molduras de la pintura. Las vetas se realizan con la ayuda de la pluma. Se salpica el piso para lograr el efecto de cristales de roca. Se procede a difuminar el barniz abrillantador con la colaboración de la esponja. Se mezcla el barniz abrillantador con la pintura. Es necesario que mientras este realizando la técnica haga paradas para supervisar su trabajo. Es recomendable utilizar una muestra de mármol como patrón. Se procede a aplicar el color base y se deja secar. Con un pincel o pluma larga se le realizan las vetas al mármol.

Este proceso debe realizarse con firmeza y limpieza, para lograr un buen acabado, por este motivo el exceso de pintura retírelo con toques ligeros. Una vez realizadas las vetas se difuminan con una brocha. Luego se aplica un segundo color. Con la técnica del salpicado y un color más oscuro se le pueden añadir cristales de roca pequeños, pero sin recargar mucho la pares y si que sea de manera irregular. Cuando estén secos los cristales y las vetas, se le incorpora una capa de barniz. Con los guantes colocados se empapa la esponja en uno de los colores del barniz abrillantador, con la cual tocará el trabajo realizado dejando el barniz más oscuro para el final. [ Equipo arquitectura y construcción de ARQHYS.com ].




Deja un comentario