Efectos psicologicos del color


   

Efectos psicológicos del color.

El arte de la armonización con el color es un juego que no tiene fin, al conocer las diversas técnicas que podemos emplear con él, de acuerdo a su utilidad, quedamos muy sorprendidos. En la arquitectura y en la decoración, el color tiene funciones muy variadas. Recientes estudios han demostrado que el color se puede emplear para la realización de diversas técnicas, por ejemplo, si se quiere lograr un efecto de amplitud o confort. Una de las características del color es que puede proporcionar frescura al ambiente, así mismo se puede lograr una sensación de tranquilidad mediante la combinación de varios tonos. El hogar de nuestros días no solo requiere color para embellecer y animar, sino color que resuelva las necesidades psicológicas de quienes vivan con él. La elección del color está basada en factores estáticos y también en los psíquicos, culturales, sociales y económicos.

Los colores claros son utilizados para dotar al ambiente de confort y de frescura. Dentro de estos tonos tenemos el blanco y la arena. La utilidad de pigmentos blancos es lo más recomendable si una persona desea dotar su vivienda de frescura y de dominio. Con la utilización de colores claros se reduce considerablemente el impacto de la radiación solar del mismo, además de que proporcionan una sensación de amplitud y mayor volumen. Sin embargo, no hay porque dejarlo todo a un solo color, se pueden combinar varios tonos para resaltar las cualidades del espacio, en aspectos térmicos el color más confortable es el blanco y el color del mármol. Los colores cálidos en matices claros: cremas y rosas, sugieren delicadeza, feminidad, amabilidad, hospitalidad y regocijo y en los matices oscuros con predominio de rojo, vitalidad, poder, riqueza y estabilidad. Por asociación la luz solar y el fuego al rojo-anaranjado, al amarillo, etc. El fenómeno de la asimilación y el contraste, hará que uno de los colores adquiera relieve a expensas del otro. De este modo la inestabilidad de la mezcla se reduce grandemente y por lo tanto su “temperatura” puede definirse con más seguridad.

No es tanto el tinte dominante el que produce la cualidad expresiva, como sus aflicciones. Los tonos como el crema y el durazno son apropiados para lograr un ambiente fresco, son recomendables en la cocina, la recamara y la terraza. Los colores oscuros dan la sensación de un espacio reducido. Existe una diferencia entre los esquemas de color de forma regular, y los de forma irregular que tenemos a nuestra disposición en nuestros días. Estos sistemas destinados a servir dos fines: lograr que cualquier color pueda identificarse objetivamente e indicar cuales colores armonizan entre sí. El color más caliente es el negro, el rojo esta de intermedio y el blanco es el más fresco o cálido. El amarillo es el color que se relaciona con el sol y significa luz radiante, alegría y estimulo. El rojo está relacionado con el fuego y sugiere calor y excitación. El azul, color del cielo y el agua es serenidad, infinito y frialdad. El naranja, mezcla de amarillo y rojo, tiene las cualidades de estos, aunque en menor grado. El verde, color de los prados húmedos, es fresco, tranquilo y reconfortante. El violeta es madurez, y en un matiz claro expresa delicadeza. De esta misma forma están los demás colores, con un significado y una expresión especifica en el entorno, lo que hace que se haga un maravilloso juego a nuestra vista. 




Deja un comentario