El croquis


   

El croquis.

Se conoce como croquis a la presentación de forma manual de una imagen, donde se puede utilizar diferentes materiales para su creación, como es la pluma, los lápices de grafito, la fibra, el carbón, el ordenador, etc. Generalmente este se crea en soportes de cartón, papel y en ordenadores. Este último soporte es muy utilizado en la actualidad, ya que gracias a la tecnología se puede crear de una forma mucho más fácil estos croquis, así como también cambiar cualquier error sin tener que estropear el papel, ya que los ordenadores ofrecen muchas herramientas que facilitan la creación del dibujo.

Generalmente los croquis a mano alzada son los utilizados para plasmar una idea abstracta que es imposible explicar con palabras, pero que a través del dibujo el observador puede captar toda la expresividad que quiere comunicar el autor del croquis. Este se crea antes de la preparación del dibujo final, y puede ser creado por medio de una idea abstracta o por la visualización de un objeto de la realidad. Las características principales del croquis son:

• Es rápido y perfecto para representar una gráfica. • Se crea la idea o el objeto completo. • Trasmite las ideas en forma concreta y compresible.

Generalmente el croquis está formado por líneas generales, aunque se pueden apreciar algunos detalles que le ofrecen una mayor comprensión al trabajo. Se puede crear usando las normas y técnicas básicas del dibujo técnico, aunque no son obligatorias, ya que su representación no se sujeta a ninguna regla. Ahora bien, si utiliza estas normas y técnicas, la imagen mantendrá siempre una proporción. Estas representaciones gráficas son utilizadas en arquitectura, como modelo para representar el proyecto ya terminado al cliente para que ellos vean una vista previa de su proyecto; como modelo para confeccionar planos; y como modelo para crear planos a escala de un objeto industrial.




Deja un comentario