Estilo Kitsch



Estilo Kitsch.

El kitsch es un estilo decorativo popular por ser el transmisor de los sentimientos de la clase media, los cuales experimentan el placer de la ostentación y el derroche tanto en la formas, como en los colores. Este movimiento se aleja bastante de lo funcional y es un fiel representante del consumismo. En sus propuestas decorativas están las mesas pequeñas, cubiertas con figuras que no poseen relación ninguna, contrastando sus colores.

Los souvenirs de fiestas casi siempre se encuentran presentes en este tipo de decoración. Algunos de los elementos que se utilizan en este estilo son flores de plástico, estatuillas fosforescentes, etc. Predominan las líneas curvas, los colores vivos y las formas variadas. Se destaca el uso de los colores rojos, lilas, rosas y violetas. Los materiales casi siempre son imitaciones de otros más costosos. Se presenta la distorsión funcional, así como la desproporción de los objetos a su medida real. Los objetos se encuentran amontonados, los estilos están agrupados. Siempre reina la desconexión entre temas, objetos, mobiliarios y el espacio. Estas acumulaciones se dan con el paso del tiempo. Los valores estéticos se dan por separado, aunque cabe destacar que como producto del aglomeramiento no hay equilibrio. Hay combinación entre algunos elementos diversos. Generalmente los elementos que se utilizan son el pop, retro y toda clase de clichés. En este estilo reina la exageración y la fantasía.

Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2012, 12. Estilo Kitsch. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de http://www.arqhys.com/contenidos/estilo-kitsch.html.