Estructura de la Sagrada Familia


   


Estructura de la Sagrada Familia.

Inicialmente fue construida bajo el concepto de templo expiatorio, pero en la actualidad es un grandioso monumento que aún no se ha finalizado. Y aunque parezca difícil de creer, esta obra se financia de manera totalmente privada, a pesar de que se reciben donativos de millones de visitantes. La gestión es realizada por una fundación eclesiástica, con el fin de administrar el prepuesto y ejecución del proyecto -siguiendo fielmente las directrices del fallecido Antoni Gaudí-. Aunque la Fundación de la Junta Constructora del Templo Expiatorio de la Sagrada Familia, asume la dirección y la coordinación del plan de construcción del templo, y la gestión de los fondos económicos, la construcción se delega en una persona no perteneciente a los ámbitos eclesiásticos, quien trabaja conjuntamente con los miembros de la Junta Constructora.

Antoni Gaudí fue una figura representante de la cultura catalana e internacional, quien se destacó como arquitecto y diseñador de mobiliario y objetos; además, abarcó el paisajismo y el urbanismo. Y en todas estas áreas desarrolló un lenguaje propio muy expresivo. Sin lugar a dudas, la Sagrada Familia fue uno de sus proyectos más ambiciosos. Antoni Gaudí -consciente de que no terminaría el proyecto- organizó la construcción de modo que se pudiera llevar a cabo sin él estar presente, siguiendo los lineamientos originales.

De este modo, programó el proyecto de forma que no se levantaran todos los muros a la vez hasta el mismo nivel, sino que se hicieran partes completas, y así cada generación sería protagonista de una parte. Gaudí explicó el proyecto a sus colaboradores y arquitectos jóvenes, para facilitar su interpretación y construcción. Finalmente, en el proyecto se utilizaron únicamente formas geométricas y se dejaron establecidas todas las leyes de la relación entre ellas, de modo que cualquier persona que fuera designada para finalizar el edificio, tuviera facilidad de hacerlo.


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario

*