Muebles franceses


   


Muebles Franceses.

Hugues Sambin, un importante ebanista, publicó un infolio con diseños que tuvo una gran influencia y que mostraba trabajos con tallas muy elaboradas y diseños ingeniosos. Algunos ejemplos revelan una comprensión básica del nuevo clasicismo. El entusiasmo de los diseñadores del siglo XVI prolongó este estilo hasta el siglo XVII. Las típicas mesas de patas finas con forma de columnas y sillas con respaldos de tablero, creadas entre 1560 y 1580, siguieron realizándose hasta después de 1600. En las primeras décadas del siglo XVII, los cambios en el diseño empezaron a ser muy sutiles. Durante el reinado de Luis XIII (1610-1643) se copiaban los modelos del siglo XVI, pero con más delicadeza, y se utilizaban con frecuencia chapados de ébano y carey en lugar de tallados.

Muebles de Inglaterra. El diseño durante el renacimiento inglés fue más sencillo que el francés. Los detalles eran menos elegantes, la decoración de las partes torneadas más sencilla y plana, y los motivos foliados más estilizados. El roble fue la madera más utilizada durante el siglo XVI en Inglaterra. Al igual que en Francia, el interés por el diseño renacentista persistió hasta mediados del siglo XVII.

Muebles de Holanda. Este interés generalizado está documentado en varias publicaciones del siglo XVII. Dos libros de diseño publicados en Amsterdam por Jan Vredeman de Vries y Crispin van de Passe tuvieron una gran influencia en la primera mitad del siglo XVII. Los ebanistas holandeses hicieron muebles más parecidos a los ingleses que a los franceses. Su conservadurismo permitió que los diseños renacentistas siguieran siendo populares hasta después de 1650. Un mueble holandés característico es el armario con una cornisa sobresaliente y puertas decoradas con molduras profundas, que siguieron fabricándolo durante mucho tiempo en América los colonos holandeses. Su influencia, probablemente a través de los libros de diseño, puede apreciarse en otros mobiliarios del norte de Europa, aunque cada zona desarrolló dibujos distintivos para las formas básicas.

Enviado por: Pedro de Jesús A., 
Fuente oficial: Archivo de consulta personal.


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario