Fundiciones


   


Fundiciones.

Las fundiciones son aleaciones de hierro, carbono y silicio, aunque generalmente contienen también manganeso, fósforo, azufre, etc. Son de mayor contenido de carbono que los aceros ( de 2 al 4,5 %) y adquieren su forma definitiva por colada, no siendo nunca las fundiciones sometidas a procesos de deformación plástica ni en frío ni en caliente, por lo que no pueden forjarse ni grises, que en la práctica son las más importantes, aparecen laminarse. En las fundiciones durante la solidificación y posterior enfriamiento laminas de grafito, que al originar discontinuidades en la matriz, son la causa de que las características mecánicas de las fundiciones grises sean, en general muy inferiores a las de los aceros, aunque sean, sin embargo, suficientes para una amplia variedad de aplicaciones.

En las fundiciones blancas aparecen en su solidificación un constituyente llamado ledeburita, que es un eutéctico formado por austenita saturada y cementita, que no existe en los aceros y que al enfriarse queda transformado en agrupaciones muy particulares de cementita y perlita. La presencia de cantidades importantes de cementita y de esos de cementita y perlita reunidos en forma similar a la que corresponde a los eutécticos, es la causa de la gran fragilidad de las fundiciones blancas. Hay algunas fundiciones que son tenaces y tienen cierta ductilidad. En este grupo se incluyen las fundiciones maleables y otras especiales como las fundiciones nodulares también llamadas, fundiciones dúctiles de grafito esferoidal o hierro dúctil. El cubilote es la instalación mas empleada para la fabricación de la mayoría de las piezas de fundición. Un porcentaje de piezas mucho menor se obtiene utilizando hornos de reverbero, hornos con crisol y hornos eléctricos, siendo estas ultimas instalaciones las mas utilizadas para la fabricación de fundiciones de calidad, fundiciones aleadas y de alta resistencia.

En algunos casos especiales se fabrican piezas de gran tamaño, colando directamente la fundición desde el alto horno. Para la fabricación de piezas de fundición se emplea generalmente como materia prima el arrabio o lingote de hierro, utilizándose también en las cargas de hornos y cubilotes, chatarras de fundición y a menudo chatarra de acero. Durante los procesos de fabricación se suelen hacer algunas veces, adiciones de ferrosilicio y ferromanganeso, y en algunas ocasiones especiales, se añade ferrocromo, níquel, etc., para obtener en cada caso la composición deseada.

Teóricamente, las fundiciones pueden contener de acuerdo con el diagrama hierro-carbono, de 1.7-6.67% de carbono. Sin embargo en la practica, su contenido varia de 2-4.5%, siendo lo mas frecuente que oscile de 2.75-3.5%. el contenido de silicio suele oscilar de 0.5-3.5% y el manganeso de 0.4-2%.excepcionalmente, los contenidos en silicio y manganeso llegan algunas veces a 4% y en ocasiones se fabrican fundiciones especiales hasta de 15% de silicio. Los porcentajes de azufre suelen oscilar de 0.01-0.20%, los de fósforo de 0.04-0.08% y en algunos casos llega a 1.5%. para conseguir ciertas características especiales, se fabrican fundiciones aleadas que, además de los elementos citados, contienen también porcentajes variables de cobre, níquel, cromo, molibdeno, etc.

Colaborado por:  Peter E. 

 


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario

*