Agregados gruesos


   


Agregados gruesos.

Estimación del Contenido de Agregado Grueso. Los agregados esencialmente similares en granulometría y en tamaño máximo producción un concreto de trabajabilidad satisfactoria cuando se emplea un volumen determinado de agregado grueso y seco, compactado con varilla, por volumen unitario de concreto. Se puede observar que, para obtener una trabajabilidad similar, el volumen de agregado grueso para un volumen unitario de concreto sólo depende de su tamaño máximo y del módulo de finura del agregado fino. Las diferencias en la cantidad de mortero necesario para obtener la trabajabilidad con agregados distintos, debidas a la forma y granulometría de las partículas, quedan automáticamente compensadas con las diferencias en el contenido de vacíos en el agregado seco y compactado con varilla.

El volumen del agregado, seco y compactado con varilla, por metro cúbico de concreto. Este volumen se convierte al peso seco del agregado grueso requerido por metro cúbico de concreto multiplicándolo por el peso volumétrico del agregado grueso, seco y compactado. Para obtener un concreto más manejable, como el que se requiere en algunas ocasiones cuando se usa bomba para la colocación o cuando se coloca el concreto en zonas congestionadas con el contenido estimado de agregado grueso. Sin embargo, se debe tener cuidado en asegurar que el revenimiento resultante, la relación agua/cemento y las propiedades de resistencia del concreto sean compatibles con las recomendaciones proporcionadas en las secciones anteriores, y que satisfagan los requerimientos aplicables de las especificaciones del proyecto.

Estimación del Contenido de Agregado Fino. Su cantidad se determina por medio de las diferencias. Se puede emplear cualquiera de estos dos procedimientos:

  • a) El Método “Por Peso” . Sí el peso del volumen unitario de concreto se presupone o puede estimarse por experiencia, el peso requerido de agregado fino es simplemente la diferencia entre el peso del concreto fresco y el peso total de ingredientes. Por lo general, en base a experiencias anteriores con los materiales, se conoce el Peso Unitario del concreto con una precisión razonable. Aunque el peso estimado por metro cúbico de concreto sea próximo, las proporciones de la mezcla serán lo suficientemente exactas para permitir ajustes fáciles basados en la mezcla de prueba, como se mostrará en los ejemplos.
  • b) El Método de “Volumen Absoluto” . Un procedimiento más exacto para calcular la cantidad requerida de agregado fino se basa en el uso de los volúmenes de los ingredientes. En este caso, el volumen total de los ingredientes conocidos –agua, aire, cemento y agregado grueso- se resta del volumen unitario de concreto para obtener el volumen requerido de agregado fino. El volumen que cualquier ingrediente ocupa en el concreto es igual a su peso dividido entre el peso especifico de ese material (siendo este último el producto del peso unitario del agua y la densidad del material). El peso especifico del agregado. El peso especifico del agregado utilizado en los cálculos debe ser compatible con la condición de humedad supuesta en los pesos básicos del agregado por mezcla, es decir, de la masa seca si se establecen los pesos del agregado de acuerdo a la base seca y del peso especifico a granel SSS si los pesos se establecen con agregados saturados y superficialmente secos.

Elección de la Relación Agua/Cemento. Los requerimientos para de la relación agua/cemento se determinan no sólo por los requerimientos de resistencia sino también por los factores tales como la durabilidad y las propiedades del acabado. Ya que los diferentes agregados y cementos generalmente producen resistencias distintas con la misma relación agua/cemento, es altamente recomendable conocer o desarrollar la correspondencia entre la resistencia y la relación agua/cemento para los materiales a usarse. En ausencia relativamente conservadores para concreto conteniendo cemento porteando tipo. Con materiales típicos, la relación agua/cemento tabuladas deben producir las resistencias mostradas, que están basadas en pruebas a los 28 días de muestras curadas bajo condiciones estándar de laboratorio.

La resistencia promedio seleccionada debe, desde luego, exceder a la resistencia especificada por un margen suficiente, para mantener el número de pruebas de resistencias bajas dentro de los límites especificados. Para condiciones de exposición severas, la relación agua/cemento debe mantenerse baja, aun cuando los requerimientos de resistencia pueden cumplirse con un valor mayor.

Colaborado por: Miguel Ángel Heredia.

 


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario

*