Administracion de hoteles


   

Administración de hoteles.

Contrato de administración: Mediante un contrato de administración, el dueño de una propiedad contrata a una compañía administradora de hoteles para operar el establecimiento. En algunos casos, una cadena bien conocida, puede construir una propiedad nueva y retener la propiedad mientras gestiona que una empresa local administre el hotel. En otros casos, los inversionistas locales pueden financiar la construcción y el desarrollo de la propiedad, mientras contratan a una cadena experimentada. Los contratos de administración liberan a la extensa cadena de las dificultades de administrar cientos de propiedades en diversas localidades, sin forzarla a renunciar a las ventajas de la propiedad. La empresa administradora local generalmente conoce mejor el mercado, las condiciones económicas, las mejores ubicaciones, los precios de los inmuebles y la escala de sueldos del área.

Organizaciones de referencias: La organización de referencias promete a los viajeros que encontraran ciertos estándares de servicio e higiene en las instalaciones de las propiedades. Al alcanzar estos estándares y pagar derechos anuales a la organización, los dueños de las propiedades se benefician por el nombre reconocido de la marca y la publicidad.  Cada empresa debe tener un representante. Un representante es una compañía que provee servicios publicitarios y coloca reservaciones en hoteles independientes.

Sistemas de reservaciones: Las cadenas, franquicias, organizaciones de referencia operan todas con un sistema central de reservaciones por medio del cual los clientes pueden reservar espacios en un hotel por teléfono. Esta información se almacena en un sistema computarizado central vinculado con las terminales de cada propiedad. Cuando un huésped se registra, la computadora muestra la reservación en la recepción. Cada cadena opera su propio sistema computarizado. Por otra parte también se encuentra el sistema computarizado de reservaciones (SCR) que pertenece a una línea aérea para colocar reservaciones de hotel. Cuando un agente de viajes coloca una reservación mediante la SCR, esta se transmite directamente al propio sistema de reservaciones de la cadena.

La función de la propiedad: La propiedad es el tipo de negocio más sencillo, ya que pertenece a un individuo llamado pasivo. Deudas, impuestos, y otras obligaciones del negocio son los pasivos personales del dueño. Todas las ganancias de la propiedad se consideran el ingreso personal del dueño o propiedad. Una sociedad pertenece conjuntamente a dos o más individuo. Los socios participan cada uno en igual proporción de las ganancias, pasivos y activos. Una corporación pertenece a accionistas, quienes son representados por una junta de directores. Los directores asignan funcionarios como el presidente, vicepresidente, y tesorero para administrar el negocio. La principal función de los dueños es financiar la construcción del hotel y de operarlo, con el objetivo de recibir beneficios financieros, por lo general en forma de ganancias. Otra función pero secundaria de los dueños, es proporcionar empleo y otros beneficios a los miembros de la comunidad. Los centros de negocios y los resorts benefician a la comunidad atrayendo gente que dejara su dinero en restaurantes, tiendas y otros negocios locales.

La función de la administración: La función primordial de la administración es producir ganancias al dueño. Para realizar esta operación, la administración debe efectuar las siguientes actividades:

  • Planeación a corto y largo plazo.
  • Mantener una imagen positiva y un servicio de buena calidad.
  • Implantar políticas y procedimientos operativos.
  • Mantener al máximo la ocupación de las habitaciones por medio de la publicidad, la promoción y el pronostico preciso de ventas.
  • Mantener comunicación efectiva entre los departamentos del hotel.
  • Asegurar que el hotel tenga el personal adecuado y que estos, estén debidamente capacitados, motivados y supervisados.

Administrar la ocupación: Una de las funciones más importantes de la administración es mantener estadísticas relativas a las ventas de las habitaciones y los costos de operación. Por ejemplo, supongamos que un hotel tiene 200 habitaciones. Si 140 se ocupan en una fecha determinada, el porcentaje de ocupación es 70%. Sin embargo, si el hotel tiene 400 habitaciones y se ocupan 140, el porcentaje de ocupación es solo el 35%. Desde luego, el hotel que tiene 35% de ocupación no esta haciendo efectivo su potencial comercial como el que tiene 70%, aunque el mismo numero de habitaciones se ocupen en ambos hoteles.

Colaborado por: Pedro E. Montesco. Autores: •
DIEGO CHERBENCO. • PABLO LEVY GEGATI.• JONATHAN TYSZBEROWICZ)




Deja un comentario