Muebles neoclasicos



La cuestión sobre quién fue el impulsor de esta revolución en el diseño es controvertida.

Robert Adam, el arquitecto inglés, introdujo el primero de sus diseños neoclásicos antes de 1760. Sin embargo, en París un importante coleccionista, La Live de Lully, había amueblado una habitación à la grecque, o en estilo neoclásico, más o menos en la misma época.

Artistas ingleses, franceses y de otras nacionalidades empezaron a estudiar las ruinas de Roma y Atenas y descubrieron el papel de la historia en el estudio del diseño. El neoclasicismo fue el primer esfuerzo consciente de revivir un estilo de una forma coherente, en lugar de usar elementos de una corriente anterior como inspiración para diseños nuevos. Los primeros intentos no resultaron ser tan clásicos como creían los diseñadores que los llevaron a cabo, pero la transición a un historicismo más puro se produjo en un periodo relativamente corto.

Mobiliario Neoclasicismo francés.

En Francia, la primera fase del neoclasicismo se denominó estilo Luis XVI, a pesar de que su reinado empezó en 1774 y los primeros ejemplares neoclásicos surgieron antes de esa fecha. El clasicismo de este estilo se manifestó dentro de un completo vocabulario de motivos derivados de fuentes grecorromanas, si bien las formas globales también reflejaban el nuevo estilo.

Las formas de los muebles eran simples y geométricas; diseños rectangulares, circulares y ovales descansaban sobre patas rectas que se estrechaban y que tenían una sección cuadrada o redonda.

Guirnaldas de flores o paños, motivos arquitectónicos como medallones, dentículos, molduras dóricas, jónicas y corintias y otros detalles parecidos se utilizaron como ornamentos en las piezas neoclásicas.


Las maderas exóticas son muy utilizadas en este periodo en especial, la caoba, el ébano o el palo de rosa.

Complementos sobre el neoclasicismo

Mobiliario Neoclasicismo inglés.

En Inglaterra se hizo popular el mobiliario pintado y se reavivó el interés por la decoración incrustada, que casi había desaparecido en el periodo rococó.

El estilo neoclásico se fue extendiendo y se publicaron libros con sugerencias sobre nuevos diseños, formas y decoraciones de muebles.

El libro de George Hepplewhite, Guía para ebanistas y tapiceros, publicado de forma póstuma en 1788, adaptaba algunos diseños tradicionales ingleses y franceses a las necesidades de los ebanistas que realizaban muebles neoclásicos.

El aspecto más conocido del trabajo de Hepplewhite es su diseño de sillas con la parte posterior tapada, pero el estilo Hepplewhite era mucho más amplio.

El diseño popular neoclásico en Inglaterra por lo general se considera normalmente inspirado en Hepplewhite o en Thomas Sheraton, cuyo primer libro, The Cabinet-Maker and Upholsterer’s Drawing-Book (Manual de dibujo para ebanistas y tapiceros), apareció parcialmente en 1791.

La obra completa de Sheraton, publicada en 1803, mostraba diseños más clásicos, pero los más populares fueron los de sus sillas con respaldos cuadrados que aparecieron en su primer libro.

Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2012, 12. Muebles neoclasicos. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de http://www.arqhys.com/contenidos/neoclasicos-muebles.html.