Textura del piso


   

Textura del piso. El suelo de cada hogar es un elemento más de la decoración. El piso condiciona la elección de los muebles, la pintura de la pared e incluso las cortinas; el lugar de la vivienda para el que va destinado subordina su textura, color y distribución. Conozca los diseños y elija el que más le guste para su casa.

Si nos alejamos de la duela o piso de madera y el piso alfombrado, se abre un muestrario de piedra natural que deja al descubierto lo mejor de la nuevas losetas. Lo cierto es que ha dejado de necesario que este tipo de materiales se dirijan siempre a viviendas situadas en zonas cálidas, donde un clima propicio permite materiales más ligeros. Los sistemas de calefacción y las alfombras permiten elegir este tipo de pisos para lugares que van más allá de cocinas y baños. Lo importante al elegir un piso es checar directamente en las tiendas los colores y texturas, debido a que los presentados en los muestrarios o páginas de internet, son sólo aproximaciones. En los establecimientos, es común que el piso tenga diferentes tipos, para que el comprador se de una idea del efecto que puede lograr en su casa.

TIPOS. Los acabados en mármol puro destacan sobremanera, logrando un ambiente elegante y actual, exclusivo sin resultar elitista. Los azulejos y pisos de colores claros son ideales para cuartos de baño, donde favorecen un ambiente propicio para el relajamiento. La piedra natural es otra de las posibilidades para revestimientos y pisos. Existen piedras naturales compuesta por talco, dolomita y magnesio. Estos componentes le proporcionan características únicas y exclusivas. Es propicia para cualquier tipo de ambientes, pero a pesar de su resistencia siempre es recomendable preservarlo para interiores.

La calidad y la textura de la piedra natural permite múltiples aplicaciones, no sólo como piso, merece la pena destacar sus amplias posibilidades decorativas como revestimiento, por ejemplo en una sala o comedor, el cual le dará un ambiente campirano. La diferencia con otros suelos la marca su color, oscuro, con ligeras venas que serpentean por la piedra, y con una gama escueta pero que permite que se coloque en cualquier ambiente: va desde el gris ligero y elegante a un gris oscuro poco habitual, que combina con todo tipo de decoración original. Con aplicaciones de aceite mineral estos colores se pueden alterar y oscurecer intensamente. Otra de sus principales características, y que la diferencian de otras piedras, es su facilidad para recuperarse de inevitables arañazos con tan sólo frotar sobre la imperfección con un papel de lija y aceite para cocinar, de esta manera se recupera el estado inicial de la piedra.

  • La limpieza de pisos no debe ser un problema. Su mantenimiento diario consiste en barrerla y trapearla con agua tibia, aunque no es recomendable utilizar limpiadores.
  • La elección del color y la textura, no es algo que tenga un patrón determinado. Esto queda al gusto de cada persona.
  • Para pisos de habitaciones que tendrán un tránsito de gente considerable, como baños o cocina, es recomendable que el piso no sea completamente liso, ya que esto evitará resbalones.
  • Para conservar en buen estado sus pisos y limpiar manchas de grasas vegetales y animales, cerveza, vino, nieve, café, tinta y pintura es mejor usar algún limpiador multiusos seguido de un enjuague con agua limpia. Para manchas más difíciles utilice una solución a base de amonia. (Colaborado por: Wilfredo Antonio Pacheco Hernandez ravenbarcelona@hotmail.com )




Deja un comentario