Goteras en el techo



Afectaciones de la humedad producida por goteras en el techo.

El claro más largo de los dos ambientes laterales a nivel del entrepiso de la primera planta y de viga de coronamiento de la segunda planta, se encuentra dividido en tres secciones igualmente repartidas por dos vigas aéreas de 7”x7” colocadas transversalmente al claro largo, que en el entrepiso fortalecen el sistema estructural y en el coronamiento de los muros superiores actúan como vigas tensores que contrarrestan a las fuerzas laterales ejercidas por las cargas de los techos, cargas de viento y sismos.

Goteras en el techoLos tirantes aéreos de vigas soleras de coronamiento de sección 7”x7” que contrarrestan las fuerzas horizontales producidas por las cargas ya citadas, han sido reforzados con tirantes alternados de acero de 5/8” de diámetro, quizás con el propósito de darse mayor seguridad estructural en un momento determinado de una de las intervenciones que ha sufrido este edificio.


Las vigas soleras aéreas y zapatas de los corredores del primer patio se encontraban forradas por láminas de madera tipo plywood que no dejaban observar la apariencia de estos elementos, una vez que se han retirado, puede apreciarse que estas piezas han sido afectadas por la humedad de las goteras de la cubierta de techo que producen una costra que comienza superficialmente hasta profundizarse en ciertos sectores que a la larga si no se les atiende eliminando esta costra con un lijado de la madera y luego un tratamiento con productos químicos para proteger la madera contra hongos, comejenes y termitas, lo que en un principio no se lograba observar por los forros antes mencionados, una vez descubiertos si no se les da el tratamiento indicado, entonces se estará cortando la vida útil que aún tienen estos elementos estructurales.

Mención especial tiene también los aleros de los techos de los corredores de la planta baja, ya que se encuentran afectados por la humedad transmitida por la cubierta de teja de barro.

En la actualidad es muy corriente encontrar en las estructuras de madera de los techos de la ciudad, cuartones o largueros que en la parte superior donde se clavan las tiras y cañas para soportar la teja de barro, éstos elementos se encuentren afectados por la saturación de humedad de los canales de la teja de barro, lográndose encontrar costras de hasta un centímetro de grueso que han debilitado la resistencia de la sección transversal en el área de compresión del elemento, inclusive puede observarse la oxidación que han sufrido los clavos de fijación de las tiras y cañas por eso cuando se hace la revisión estructural de estas vigas, se toma el peralte con una pulgada menos de su sección transversal.

Todos los marcos no estructurales de los boquetes de puertas que están construidos de ladrillo de barro cocido, no presentan fisuras, ni fracturas que demuestren debilidad.

Mas información sobre filtraciones:

Los elementos de estructura del edificio se pueden resumir de la siguiente manera:

El edificio presenta buenas condiciones de estabilidad. El edificio no presenta deformaciones ni flechas en vigas aéreas y de coronamiento, lo que demuestra que sus elementos estructurales se mantienen en su posición original. Todo el sistema constructivo de las dos plantas del edificio es de taquezal. El entrepiso del edificio esta construido por un sistema agrupado de vigas aéreas que trabajan cada una como una viga simplemente apoyada en sus dos extremos.

Todo el entrepiso es sostenido por un sistema de vigas perimetrales coronando las paredes o muros de la primera planta. El techo esta formado por la construcción de una estructura de madera repartida a dos aguas tipo cañón y a media agua en los corredores de la primera planta, por medio de largueros, tiras, cumbrera, limahoyas y aleros, que se apoyan en la viga de coronamiento de los muros superiores, y que las fuerzas laterales transmitidas por las diferentes cargas de los techos son contrarrestadas por medio de tensores de madera y de metal.

A la cubierta del techo se le agregó una lámina de zinc corrugado, para evitar filtraciones de agua en la madera derivadas de la teja de barro y así darle mayor vida útil a los elementos estructurales de los techos. Se pudo descubrir el forro que tenían las soleras aéreas y zapatas de los corredores de la primera planta y observar muy bien que la madera se encuentra afectada en gran parte superficialmente, sin embargo hay que tomar las providencias del caso, para evitar que esto se prolongue y afecte la resistencia estructural de estos elementos.

La escalera de acceso al segundo nivel es de madera. Existen paredes de Taquezal, adobe y mampostería reforzada, que en algunos sectores se encuentran afectadas. Todos los marcos exteriores de los boquetes de puerta, están construidos con ladrillo cuarterón. El porche esta constituido por una losa de mezcla blanca combinada con ladrillo cuarterón y rematada por una balaustrada de estilo Romano, con sus drenajes pluviales y piso de ladrillo artificial, para evitar las infiltraciones. Puntos húmedos en paredes de adobe y taquezal que debilitan los muros de acuerdo a su función estructural. Paredes de adobe fracturadas verticalmente y cerca de las esquinas a escuadras.

Estructura y encañado de techo en regulares condiciones en un sector localizado al fondo del zaguan ubicado en el sector oeste. Demolición de la cubierta de techo media agua, eliminación de paredes de cerramiento de los corredores del segundo patio. Enlaces: Condiciones de apoyos. Todos los apoyos de las columnas de madera de la primera planta están constituida por bases de piedra labrada de 35cm x 35 cm x 120 cm de altura y que tienen un orificio en la cara de apoyo de 4” de diámetro por la misma profundidad .

Estos elementos estructurales de bases de apoyo, se encuentran en su sitio original, lo que demuestra no haber sufrido asentamiento de los suelos. Sin embargo se pudo examinar en la parte exterior del corredor bajo el balcón que hace muchos años ( 30 años) las columnas fueron calzadas con hormigón armado, hoy miramos la necesidad de eliminar trozos de columnas en mal estado estructural de tres miembros y reponerlos con una calzadura de concreto reforzado.

Columna que tiene que calzarse Columna ya calzada, tiene que recalzarse. El muro de cimentación corrido que sobresale 20 centímetros del nivel de piso terminado, se encuentra intacto, no presenta variaciones en el plano horizontal, lo que demuestra no haber sufrido asentamientos ni deflexiones. Estas mismas condiciones de apoyo tienen las columnas de madera tallada de los corredores coloniales, generalmente por experiencia de otros edificios similares al sistema constructivo de este edificio, se ha podido detectar que cuando hay que efectuar reemplazos de columnas en mal estado y que se encuentran ubicadas en los extremos del corredor apoyadas en las bases de piedra.

Labrada que sobresalen 2” del nivel de piso terminado, es porque han estado expuestas por muchos años a la intemperie y aquí resulta que el agua de lluvia penetra entre la junta del apoyo base-columnas, logrando con esto destruir la articulación que genera el puyón de madera que se introduce en la base y que contrarresta las fuerzas horizontales actuantes en esa articulación. Para el caso del inmueble en estudio, el alineamiento de las columnas de los corredores se mantiene original, lo que demuestra que la articulación sigue funcionando, pero con el tiempo, quizá dentro de unos 15 a 20 años, abra que revisar el articulado de la pieza vertical.

Mas artículos sobre: Preservación de inmuebles

Para citar este articulo en formato APA: ( ARQHYS. 2012, 12. Goteras en el techo. Revista ARQHYS.com. Obtenido , de http://www.arqhys.com/contenidos/techo-goteras.html.)




Deja un comentario