Decoración de Navidad – Feng Shui



A simple vista pareciera que la Navidad y el Feng Shui son dos culturas muy diferentes y por lo tanto, imposible de relacionarse entre si pero la verdad es que este es un gran error ya que al sumergirnos más en el tema podemos descubrir que ambas tienen el mismo objetivo.

Pero más allá de eso, según el Feng Shui todos los ambientes y todas las cosas tienen una energía llamada Chi, esta es una energía positiva que se genera por los pensamientos pero que se distribuye y multiplica por medio de las formas, los colores y la distribución de los diferentes objetos que componen este ambiente.

La Navidad es una época que necesita de energía positiva (Chi) para evitar el estrés de los preparativos, para mejorar las relaciones entre los invitados, para atraer buenas vibras para el año próximo, en fin, para disfrutar al máximo de esta celebración sin que nada – visible o no – pueda llegar a impedirlo.

Las técnicas de decoración del Feng Shui pueden aplicarse en cualquier estancia y en cualquier ocasión, en este caso, nos enfocaremos en la Navidad. Siempre manteniéndonos dentro de la decoración navideña tradicional pero inclinándolos hacia las reglas básicas de este arte milenario.

Lo primero que debemos hacer es una revolución en el ambiente para que ninguna energía negativa pueda quedar escondida por algún rincón o escondrijo de la casa. Solo la decoración de navidad no será suficiente, por lo que te recomendamos realizar todos los cambios posibles en la decoración de la casa.


La decoración de Navidad basada en el Feng Shui debe incluir los 5 elementos naturales de una forma muy equilibrada.

El fuego se puede simbolizar con luces y velas, la tierra con cerámica y cuarzo, la madera con objetos de este material u otros de color marrón, el agua con cualquier objeto azul y espejo; y por ultimo el metal, también con el mismo material y con colores metálicos brillantes.

Una muy buena manera de poder incluir estos elementos es a base de colores. Generalmente en las decoraciones navideñas abunda el color rojo y el verde, simbolizando al fuego y la madera. Pero ahora, además de ellos también tendremos que agregar algunos otros adornos en plateado o dorado (metal), otros azules (agua) y así también alguno de cerámica o color marrón (tierra).

Tengamos en cuenta también que el color rojo y el dorado atraen la abundancia por lo que vienen perfectos para la decoración de estas fiestas de fin de año.

La puerta de entrada es la “boca del Chi” por lo que en la decoración de navidad basada en el Feng Shui tendremos que dedicarnos bastante a ella. Lo ideal es que nuestra casa luzca una puerta de entrada bien iluminada y completamente abierta para así atraer a la Felicidad y la Prosperidad a nuestra casa.

Por ultimo, el árbol de Navidad que en el Feng Shui representa a la madera, debe ir ubicado en el Sur, Sureste o Este de la sala de estar, pero si se trata de un árbol de metal entonces deberá ir al Norte, Oeste o Noroeste. Decóralo con muchas luces para atraer la prosperidad, el éxito y la armonía, agrega también algunos adornos de color más frío para equilibrar la decoración.

Puedes complementar este artículo con las siguientes lecturas sobre el estilo Feng Shui:

Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2012, 10. Decoración de Navidad – Feng Shui. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de http://www.arqhys.com/decoracion-de-navidad-feng-shui.html.