Decoración de salas en amarillo y gris


   


Si estás en busca de una paleta de colores armónica y equilibrada para decorar tu sala de living, pero quieres que además sea un tipo de decoración que llene tu casa de modernidad y alegría, hoy te proponemos hacerlo con gris y amarillo.

Uno de los principios básicos de la decoración de interiores es lograr componer los espacios de manera que alcancemos el equilibrio estético, ese es el objetivo final, pero para llegar a él existen muchos y diversos caminos. Uno de ellos es el que te proponemos en esta ocasión y se trata de combinar un color estimulante como es el amarillo con tonos neutros como el gris y el negro, quienes aportan la nota de sobriedad necesaria para que el contraste sea atractivo.

salas en amarillo y gris

La combinación resultante entre el amarillo y el negro es muy apropiada para la decoración de salas pequeñas, aunque también funciona de manera estupenda en cualquier tipo de espacio independiente de sus dimensiones.

En este caso, el color principal, la base sobre la cuál estamos componiendo la decoración es el gris en una de sus gamas más claras. De esta manera aseguramos que la estancia reflejará bien la luz, tanto natural como artificial, además nos favorece añadiendo profundidad al espacio.

El color de acento en esta paleta, o más bien el color protagonista indiscutido en esta composición es el amarillo mostaza, un color interesante y atractivo que entre sus características contempla su carácter atemporal, no es un color de moda sino que es transversal al tiempo; su naturaleza versátil, se adapta a cualquier estilo decorativo y su personalidad alegre y equilibradamente cálida que lo hace apto para la decoración en cualquier época del año.

Entre las cualidades positivas del color amarillo y que lo convierten en una magnífica alternativa para incluirlo en la decoración de interiores se encuentra su poder estimulante y revitalizante, el amarillo tiene la capacidad de influir en el hemisferio izquierdo de nuestro cerebro potenciando nuestras funciones cognitivas, lo que se traduce en que mejora nuestra concentración y nos ayuda a inspirarnos.

El amarillo es el color de la alegría y es también el color más cercano al sol y a la luz natural del día, por eso su presencia en nuestra casa es vital para que nos sintamos siempre en un ambiente cálido, acogedor y confortable. ¿Qué te parece esta combinación de colores para renovar la decoración de tu sala de living?




Deja un comentario