Decorar un dormitorio infantil compartido para niño y bebe



Si tienes un infante y un bebe recién nacido pero no tienes lugar en la casa para una habitación para cada uno de ellos, debes saber que ambos pueden compartir un dormitorio aun con su diferencia de edad si este se encuentra bien decorado.

La decoración es la solución a muchos dilemas que se nos presentan, como en este caso nos ofrece una solución práctica a la falta de espacio para la creación de un dormitorio individual para cada uno de nuestros hijos.
Decorar un dormitorio infantil compartido para niño y bebe

Quizás pienses que no será posible que un niño infante y un bebe recién nacido compartan un dormitorio ya que el más grande querrá su espacio personal y el bebe puede llegar a despertarlo cuando llore por las noches; pero con una decoración correcta todos estos temas quedan resueltos efectivamente.

Nosotros queremos darte alguna consejos de cómo decorar un dormitorio infantil compartido entre niño y bebe para que ya puedas ponerle punto final a este problema y disfrutar de una habitación cómoda y confortable para ambos. ¡Manos a la obra!

Dependiendo del tamaño de la habitación, ya que quizás también tengas el problema de tener que montar esta decoración en un dormitorio de dimensiones ajustadas, tendremos que quitar de ella todo mueble y accesorio innecesario.

Nuestro niño no podrá jugar en el dormitorio ya que despertaría al bebe, así que también recolectaremos todos los juguetes y los llevaremos a otra parte de la casa como puede ser la sala de estar. Para el bebe recién nacido vamos a necesitar de una cuna, un mueble cajonero y un cambiador; mientras que para el infante, una cama individual, una estantería y un armario.


Lo ideal seria que separes sus pertenencias creando un espacio para el bebe y otro para el niño y que lo alejes todo lo que sea posible. En caso de que lo creas conveniente puedes optar por colocar una cortina en medio de la habitación o un biombo que divida los espacios y aporte mayor privacidad.

Otra alternativa es divida parte de la habitación con un mueble armario o una estantería alta de modo que, aunque se encuentren en el mismo dormitorio, cada uno tenga su lugar. Esto, además de brindarle la privacidad que el niño más grande necesita, también permitirá que el bebe descanse más tranquilo sin luces o movimientos que puedan despertarlo.

Además, dividir el dormitorio es una buena opción también en cuestión de estética visual.
Seguramente querrás decorar el dormitorio de tu bebe recién nacido con colores claros que le permitan descansar armoniosamente y figuras tradicionales de bebes pequeños, mientras que tu niño mayor se sentirá demasiado “grande” para esas cosas por lo que querrá otra tipo de decoración utilizando colores más vivos e imágenes de sus personajes preferidos, por lo de que esta forma todos serán complacidos.

Como has visto decorar un dormitorio infantil para un niño y un bebe recién nacido no es nada tan difícil, basta simplemente con saber como dividir los espacios para que todos puedan sentirse cómodos y a gusto con el ambiente.

Para citar este articulo en formato APA: ( ARQHYS. 2013, 05. Decorar un dormitorio infantil compartido para niño y bebe. Revista ARQHYS.com. Obtenido , de http://www.arqhys.com/decorar-un-dormitorio-infantil-compartido-para-nino-y-bebe.html.)




Deja un comentario