Decorar una ventana falsa en la habitación de los niños



La idea de crear una ventana falsa para decorar una habitación nos hace preguntarnos ¿Para que? Y esto es lo que queremos contarte hoy, siendo que se trata de una propuesta ideal para la habitación de los más pequeños de la familia.

Decorar una habitación sin ventanas, como ya hemos visto en otras ocasiones, es algo difícil. Primero por el hecho de que las paredes completamente desnudas dan una apariencia rara al cuarto y segundo, por carecer de la iluminación natural que ellas proveen.
Decorar una ventana falsa en la habitacion de los niños

En este caso queremos enfocarnos más en la decoración de la habitación de niños, pudiendo casi asegurar que las ventanas sin imprescindibles en este ambiente. Un niño no puede estar totalmente excluido del mundo exterior, aun cuando el ni siquiera mire por la ventana, necesita saber que ella esta ahí conectándolo con lo que se encuentra afuera.

Pero aun así, en algunas ocasiones tener una ventana se vuelve algo imposible – dejemos de lado las causas en este momento – y una buena propuesta, que al menos nos sacara estéticamente de este trago amargo, es crear una ventana falsa. Esta es una muy buena idea para lograr que las paredes tengan este elemento arquitectónico tan fundamental en cualquier habitación, aun cuando no cumpla sus funciones prácticas, estará allí como un adorno que dará lugar a un clima mucho más ameno y acogedor.

Lo se, estarás diciendo “Pero estas ventanas falsas no permiten tener contacto con el mundo de afuera, ni tampoco el paso de la luz solar” Y esto es muy cierto, pero debemos arreglárnosla con otros elementos artificiales para asemejarnos lo más posible a una ventana real.

Las ventanas pintadas en la pared así como vemos en la foto de este artículo no es la técnica que más me convence, pero no puedo negar que son una buena propuesta para los más pequeñitos, siendo que no representan ningún tipo de riesgos, ni peligros para ellos. Aquí se ha pintado un círculo blanco sobre la pared celeste, lo cual recrea la luz solar con una buena intensidad haciéndole creer a estos niños que se trata de luz que proviene del exterior.


Para darle un aspecto más realista se tendieron dos cortinas a juego con la ropa de cama que, en caso de preferirlo, pueden cubrir el círculo blanco. Otra propuesta diferente es utilizar un marco de ventana. No necesariamente debe ser viejo, antiguo y de madera; aunque estos lucen muy bien en estilos country o rústicos. Pero también podemos ir por marcos más simples y modernos, según nos guste.

A estos podemos agregarle una lámina con diseño de paisaje para simular que es lo que se ve a través de la ventana, y aquí podemos amplificar nuestras posibilidades siendo que en lugar de un paisaje clásico o tradicional podemos ir por otros más fantasiosos como esos que les gustan a los niños. También si lo deseamos, podemos añadirle algunas lámparas a la ventana como para seguir con la idea de que luzca más realista. Asegúrate que sean lámparas que no emanen calor y que sean de bajo consumo para más seguridad de los niños.

Para citar este articulo en formato APA: ( ARQHYS. 2013, 08. Decorar una ventana falsa en la habitación de los niños. Revista ARQHYS.com. Obtenido , de http://www.arqhys.com/decorar-una-ventana-falsa-en-la-habitacion-de-los-ninos.html.)




Deja un comentario