Escaleras seguras: Reparar baldosas rotas



La seguridad en las escaleras es algo fundamental para el bienestar de las personas que transitan por ella.

Pero cuando hablamos de seguridad y protección rápidamente pensamos en las barandas y pasamanos que nos permiten dar pasos más seguros y firmes, las puertas que bloquean su paso para que los niños no tengan acceso a ellas y hasta quizás en un alfombrado que hace que los peldaños no sean tan resbaladizos.

Pero el estado en el que se encuentran las escaleras también influye en el nivel de seguridad que ofrecen ya que si sus baldosas se encuentran rotas o levantadas podrían causar tropiezos y graves accidentes por lo que es sumamente importante pensar en esta cuestión. Si tu escalera tiene alguna de sus baldosas rotas, lo mejor será que pongas manos a la obra y soluciones este problema rápidamente para evitar mayores inconvenientes.

Reparar baldosas rotas es un trabajo de dificultad de nivel medio – bajo por lo que tu mismo puedes realizarlo sin tener que contratar a un profesional. Claro que si lo haces te estas asegurando buenos resultados porque cuentas con garantía, pero si no tienes dinero para invertir en la contratación de un obrero no te preocupes, activa tu creatividad y hazlo tu mismo.

¿Qué necesitamos para reparar baldosas rotas? Sencillamente, una baldosa nueva, adhesivo para pegar cerámicas y una pistola aplicadora.

Con estos materiales podemos comenzar el trabajo, quizás también necesitemos alguna herramienta para poder retirar el resto de cerámica que quedo en el hueco y restos de adhesivos anteriores. Una vez hecho esto, solo queda aplicar un poco de pegamento con la pistola en el hueco y colocar allí la nueva baldosa. Con el mismo pegamento rellena las juntas para que se mantenga más firme y quede más estético y listo! Solo espera a que el pegamento seque correctamente y tu escalera ya podrá volver a ser utilizada con normalidad.

 Quizás en algunos casos lo más difícil es conseguir el mismo diseño de baldosa con la que se encuentra recubierta la estructura de tu escalera ya que sino, de lo contrario, tendremos que cambiar todos los azulejos. Pero afortunadamente, en la actualidad Internet nos ofrece muchísimas más posibilidades para dar con el diseño de baldosa que busquemos por muy difícil que sea, lo más seguro es que aquí lo encontremos.


Otra alternativa es tratar de reparar esa baldosa que se ha quebrado. Para eso podemos utilizar una masilla epoxi, la cual se coloca sobre toda la superficie con una espátula pequeña para adherir las piezas y rellenar los espacios huecos. Una vez que se seque, con una lija la moldeas un poco para que no queden amontonamientos o acumulaciones y luego, lo pintas del mismo tono de la baldosa y lo barnizas para protegerlo y darle una vista más estética.  Esta ultima opción también puede ser una buena solución pero siempre que la baldosa quede reparada completamente ya que, aunque la estética y la decoración de la escalera es importante, la seguridad lo es mucho más por lo que tenemos que priorizarla.

Para citar este articulo en formato APA: ( ARQHYS. 2012, 09. Escaleras seguras: Reparar baldosas rotas. Revista ARQHYS.com. Obtenido , de http://www.arqhys.com/escaleras-seguras-reparar-baldosas-rotas.html.)




Deja un comentario