Gallos decorativos para las cocinas



Seguramente has visto más de una cocina que, en alguna parte de su decoración, tiene presente al tradicional gallo de las cocinas americanas.

Es un símbolo que ya se ha convertido en todo un clásico de cualquier cocina, por eso si estamos pensando en agregarle algún detalle más a la decoración actual de nuestra cocina no podemos dejar de pensar en este simpático gallo.


Lo mejor es que estos gallos decorativos pueden adaptarse a todos los colores, tanto brillante como otros más rústicos y otoñales, pero quizás no es tan fácil que combinen con todos los estilos porque provienen de decoraciones de cocinas clásicas de países europeos y americanos – según el color de los gallos- y se hace difícil que encajen en una decoración moderna, a menos que solo se trate de un pequeño detallito contra el tiempo.

¿Como aplicar los gallos decorativos en la cocina?

Trataremos de darte algunas ideas de cómo decorar tu cocina con estos gallos tradicionales. Esperemos que te agraden y si tu tienes alguna otra, que puedas compartirla con todos nosotros.

–      Guardas de pared: Los gallos decorativos se ven perfectos en las guardas de la pared de la pared de la cocina. Es un detalle pequeño pero que le da a tu cocina un aire más clásico y rustico.

–      Cuadros de gallos: Es otra excelente opción. Podemos colocar en la pared de la cocina un cuadro de gallos de granja pintado a mano ¡Es fabuloso!

–      Vinilos decorativos de gallos: Una alternativa más moderna y que nos permite conseguir gallos de mayor tamaño con más facilidad.

–      Servilletas con imágenes de gallos: Al igual que los manteles, es un estilo de textil muy rustico que decorara la mesa de todos los días en tu cocina.

–       Frascos con gallos: Pinturas a mano sobre frascos que contienen diferentes ingredientes y alimentos.

Para citar este articulo en formato APA: ( ARQHYS. 2012, 03. Gallos decorativos para las cocinas. Revista ARQHYS.com. Obtenido , de http://www.arqhys.com/gallos-decorativos-para-las-cocinas.html.)




Deja un comentario